Sin categoría

‘ZooNaGreen’ analiza las especies autóctonas silvestres que habitan en el parque navarro Sendaviva para determinar si se ha convertido en un reservorio de biodiversidad

Comparte/Partekatu

El parque navarro coordina el proyecto medioambiental, en colaboración con Sociedad de Ciencias Aranzadi, Universidad de Navarra y Universidad del País Vasco, donde se estudian especies de insectos polinizadores, aves, micromamíferos y mesomamíferos

Sendaviva, el parque navarro de Aventura y Diversión, coordina y financia durante 2023 ‘ZooNaGreen’, un proyecto de índole medioambiental en donde se realizará un análisis de la biodiversidad de especies de insectos polinizadores, aves, micromamíferos y mesomamíferos, en colaboración con la Sociedad de Ciencias AranzadiUniversidad de Navarra y Universidad del País Vasco

El objetivo del proyecto es demostrar que Sendaviva, al constituir un recinto en el que se respeta, se cuida y se potencia la fauna y la flora a través de la plantación, el mantenimiento de vegetación y la creación de puntos de agua, se ha convertido en un reservorio de biodiversidad. Y para ello, a través de este proyecto se analizarán las especies silvestres que se encuentran en este entorno. 

‘ZooNaGreen’ albergará, a lo largo de 2023, cuatro grupos de trabajo que ya están realizando muestreos desde abril y hasta julio. El estudio entomológico(insectos polinizadores) y el ornitológico (aves) lo lleva a cabo la Sociedad de Ciencias Aranzadi; la Universidad de Navarra realiza el de micromamíferos. Por su parte, la Universidad del País Vasco estudiará el grupo de mesomamíferos, cuyas fechas de muestreo en este caso se desarrollarán en dos fases. La primera de junio a agosto y la segunda, de diciembre a febrero.   

El coordinador general del proyecto es Efrén Fernández, coordinador de Proyectos del Departamento de Medio Ambiente de Sendaviva. Los investigadores Beatriz Díaz y Alberto de Castro, dela Sociedad de Ciencias Aranzadi, analizarán el grupo de insectos polinizadores; Xabier Esparza y Juan Arizaga, también de la Sociedad de Ciencias Aranzadi, se encargarán del estudio de ornitología; David Galicia, de la Universidad de Navarra, estudiará el grupo de micromamíferos; y Jabi Zabala, del Departamento de Zoología y Biología Celular Animal de la Universidad del País Vasco, hará el análisis del grupo de mesomamíferos. 

Insectos polinizadores y aves 

La Sociedad de Ciencias Aranzadi llevará a cabo un inventario de las especies existentes en el parque, así como comparar el número de especies tanto en el parque como en sus alrededores. Uno de los grupos de interés son los insectos polinizadores por los beneficiosos servicios que prestan en la fertilidad de los cultivos y en el mantenimiento de la diversidad de las plantas con flores, sobre todo teniendo en cuenta la localización de Sendaviva en un entorno predominantemente agrícola. 

Así, el Departamento de Entomología de la entidad comenzó el estudio de insectos polinizadores a mediados de abril y concluirá a mediados de julio, realizando seis jornadas de muestreo. El método empleado será a través de la colocación de una treintena de trampas de atracción cromática (amarillo, blanco y azul) y empleando como indicadores, principalmente, a abejas y moscas de las flores, reconocidas como los principales grupos de animales polinizadores, aunque también se podrán incluir otros grupos de insectos polinizadores. 

Además de contribuir a reducir el gran desconocimiento que hay sobre estos insectos en Navarra, este estudio servirá también para evaluar el aporte del parque en cuanto a diversidad de polinizadores respecto a su entorno y el potencial como reservorio de biodiversidad.

Del mismo modo, la Sociedad de Ciencias Aranzadi también desarrolla el estudio ornitológico, que se centra en la comunidad de aves reproductoras en la zona, y se utilizará como base la realización de censos mediante el seguimiento de transectos y la observación de los ejemplares. 

Las poblaciones de aves nidificantes son las que mayor interés tienen desde el punto de vista de la conservación y, por ello, serán objeto prioritario de seguimiento, ya que están formadas por los individuos que se van a reproducir y que, en consecuencia, aseguran la descendencia y viabilidad futura de las poblaciones.

Durante el análisis se realizarán un total de 80 transectos, repartidos uniformemente en el espacio del parque y su entorno más inmediato. Dentro de cada zona se harán subdivisiones de los hábitats principales: forestal, matorral, paisaje ajardinado y cultivos. Cada transecto será recorrido dos veces, en diferentes períodos, para minimizar los efectos de sesgo provocados por diferentes condiciones.  

Los muestreos se realizarán en dos periodos, uno entre mediados de abril y mayo, dirigido a muestrear especies residentes y estivales presaharianas; y el segundo, entre mediados de mayo y junio, para estudiar especies estivales transaharianas. 

En paralelo a los censos, se anotará la presencia de todas las especies detectadas en la zona, que resultará especialmente útil con las especies más escasas o con una menor detectabilidad, como puede ser el caso de algunas rapaces. 

Micromamíferos y mesomamíferos 

La Universidad de Navarra realiza el estudio de los micromamíferos, especies que son la base de la alimentación de muchos carnívoros y depredadores, a su vez, de muchos invertebrados. Para su análisis, van a establecer un par de estaciones de seguimiento con dos parcelas cada una en entornos dentro y fuera del parque, donde existe presencia de poblaciones de micromamíferos. 

En cada una de las parcelas se lleva a cabo un muestreo de tres noches, con un esfuerzo diario de entre 25 y 50 trampas de captura en vivo. Los animales capturados son identificados, medidos y liberados de nuevo al medio con una marca que permita registrar su historial de capturas a lo largo de la campaña. 

Por su parte, la Universidad del País Vasco es quien lleva a cabo el análisis de los mesomamíferos, con el objetivo de determinar la composición de la comunidad de medianos mamíferos y su actividad relativa dentro del parque en comparación con los bosques del entorno.  La presencia de los mesomamíferos es indicativa la existencia de alimento y refugio para ellos en el entorno del parque. 

Foto: De izquierda a derecha, Efrén Fernández (Sendaviva); Beatriz Díaz y Alberto de Castro (Sociedad de Ciencias Aranzadi); Jabi Zabala, Raúl Barbarin y Nerea Fernández (Universidad del País Vasco); David Galicia (Universidad de Navarra); y Xabier Esparza (Sociedad de Ciencias Aranzadi).
Foto: De izquierda a derecha, Efrén Fernández (Sendaviva); Beatriz Díaz y Alberto de Castro (Sociedad de Ciencias Aranzadi); Jabi Zabala, Raúl Barbarin y Nerea Fernández (Universidad del País Vasco); David Galicia (Universidad de Navarra); y Xabier Esparza (Sociedad de Ciencias Aranzadi).

En el análisis se muestrea la presencia y actividad relativa de las especies en zonas forestales dentro de Sendaviva y en otras de referencia fuera de ellas utilizando un total de 30 cámaras de fototrampeo, 15 de ellas en los bosques de cada entorno.  

En Sendaviva se muestrearán un mínimo de tres zonas y otras dos, como mínimo, en bosques del entorno, en un radio de seis kilómetros. Las cámaras se mantendrán en cada zona durante dos periodos de tres meses. Los periodos son el próximo verano (entre junio y agosto) y el próximo invierno (de diciembre a febrero).  

Las imágenes obtenidas con las cámaras de fototrampeo se analizarán parar determinar y comparar la composición de la comunidad mesomamíferos fuera y dentro del parque, determinar los patrones de actividad en cada entorno y aproximar y comparar la frecuencia de uso de cada uno de los ambientes. 


Comparte/Partekatu

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *