Euskadi Capital

Vicente Barberá hace un homenaje a la poesía y a la vida en ‘La vida que vivimos’

Comparte/Partekatu

El poemario es un trabajo de investigación y ensayo en el que aparecen diferentes formas de expresión poética, dentro de un cuidado ritmo y referencias a hechos de la vida que se manifiestan en sus diversos estadios.

La vida que vivimos es el título del último poemario de Vicente Barberá publicado por Olé libros, donde el autor plantea la vida como una evolución personal e intransferible propia de cada uno: no hay dos vidas iguales como no hay dos poesías iguales. “Con este planteamiento en mente, elaboré este poemario”, destaca.

¿El resultado? 100 poemas a los que preceden una introducción valiente sobre qué es la poesía, basada en la definición de 40 poetas participantes en el ciclo Poetas en el Ateneo que, durante seis años, tuvo lugar en esta institución valenciana. “Yo también di la mía, pero empiezo diciendo que no sé qué es, aunque acabo por añadir que es la expresión de la belleza a través de la palabra”.

La estructura de la obra se apoya en las cuatro estaciones, una metáfora del río que atraviesa los tiempos del vivir. “La vida no es un lugar, sino un recorrido” y de ese recorrido incierto es del que habla el poeta a través de las estaciones, cada una con su forma y contenido, y en el transcurso lo acompañan poetas vivos o muertos a los que admira. A este respecto, Vicente Barberá ha incorporado versos de otros autores en cada uno de sus poemas “por agradecimiento a lo mucho que me ha dado la poesía y lo que debo a personas que me han ayudado”.

Haciendo gala de una maestría envidiable, la obra no solo posee un ritmo muy cuidado, sino que noventa de los cien poemas están escrupulosamente medidos. También la forma y la situación del texto en el espacio de las páginas tiene su significado. “El lector atento lo verá y todo tiene su porqué. Incluso hay una trama amorosa que se desliza desde el principio hasta el final del libro y que no siempre lleva el nombre implícito”.

Una obra relevante donde el autor espera que el lector disfrute y al que aconseja leerlo con detenimiento. “Algunos poemas pueden parecer difíciles en la primera lectura, pero todos, en una lectura detenida, se comprobará que están incardinados en el fondo de la propia vida”, de la que, para Vicente, lo principal es la felicidad, el equilibrio personal, la capacidad de entender la vida como algo positivo de lo que hay que disfrutar sin dañar a nadie.

Autor

Vicente Barberá Albalat es un poeta tardío. En 2014, publicó su primer poemario titulado De amor y sombras. En 2006, inició con Joaquín Riñón el proyecto de creación del grupo EL LIMONERO DE HOMERO, al que inmediatamente se unieron Blas Muñoz, Antonio Mayor y José Luis Prieto. Al mismo tiempo con un grupo de poetas socios del Ateneo organizó el CLUB POETAS DEL ATENEO y frecuentó las reuniones del grupo A-RIMANDO, dirigido por Francisco Ponce, participando en la antología Alquimia de los sentidos (2010). Ese mismo año aparece el primer ejemplar de EL LIMONERO DE HOMERO y en 2011, 2012 y 2017 se publicaron el resto de editados hasta la fecha.

Posteriormente, aparecen los siguientes poemarios: Ensayo para un concierto y otros sonetos (2016), Después del amor (2018), Flor en el agua (2018), Sonetos impares (2020), Oscura y clara luz (2020), Ese malbendito amor (2020), Cuaderno de Soledades (2021) y Desde el andén (Olé Libros, 2022). Ha participado en numerosas antologías y en algunas revistas de poesía. En 2015, creó el ciclo POETAS EN EL ATENEO con 37 presentaciones hasta el día de hoy, dirige la colección NIGREDO de la editorial Olé Libros y está preparando su primera antología general.


Comparte/Partekatu

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *