Urkullu se propone «ganar la batalla al virus» y pide «acuerdo y colaboración» para superar «un reto inmenso»

Comparte/Partekatu

Cree que la economía vasca y el empleo han «resistido», afrontan la recuperación «de niveles precovid» y se acercan a la normalidad.

El lehendakari, Iñigo Urkullu, ha afirmado que se propone «ganar la batalla el virus» y ha pedido «acuerdo y colaboración» para superar «un reto inmenso» al que se enfrenta Euskadi. De esta forma, plantea que se baje la incidencia acumulada de la covid-19 en próximos meses por debajo de los 60 casos y de los 300 en próximas semanas, además de reducir a las tasas más bajas los ingresos en UCI y vacunar con pauta completa al 85% de la población.

En un momento en el que la economía vasca y el empleo han aguantado «la primera fase de resistencia», se ha mostrado optimista porque Euskadi está afrontando la fase de recuperación «de los niveles precovid» y se acerca a la normalidad. No obstante, para lograrlo, ha apelado a abordar la ‘transformación verde, digital y social’ en el horizonte 2030, a lo que contribuirán los proyectos Euskadi Next y el programa Berpiztu de reactivación.

Urkullu ha comparecido tras el primer Consejo de Gobierno del nuevo curso político, celebrado en el Palacio Miramar de San Sebastián, para señalar que este verano, en Euskadi y en toda Europa, se ha tenido que hacer frente a una nueva onda pandémica, pero «con dificultades y obstáculos, gracias al esfuerzo de todas y todos», se ha conseguido revertir la tendencia.

Además, ha recordado que ayer mismo el Consejo Asesor del Plan de Protección Civil de Euskadi (LABI) aprobó un nuevo Decreto que entra en vigor este miércoles y en el que se suavizan las restricciones de los aforos en actividades culturales, deportivas y en hostelería.

Esta flexibilización responde, según ha apuntado, a «la consolidación de una tendencia positiva», con una Tasa de Incidencia Acumulada situada en 370, cuando se encontraba en 873 el pasado 30 de julio.

El indicador ‘R cero’ alcanzó su pico el 2 de julio con 1,53 y este martes está por debajo de 1 (en 0,86). Por su parte, la ocupación de camas UCI alcanzó su máximo el 22 de agosto con 82 camas, mientras que hoy se encuentra en el entorno de 70.

Iñigo Urkullu también se ha referido al proceso de vacunación, que «ha avanzado de forma clara». En la actualidad, más del 86% de la población mayor de 12 años cuenta con una dosis y más del 8 % con la pauta completa.

«Esta es la base con la que iniciamos este nuevo curso», ha asegurado, para señalar que ello permite proyectar nuevos objetivos para el tercer cuatrimestre en el marco de lo que establecen la Ley de Medidas para la Gestión de la covid y el Plan Bizi Berri IV, el plan de contigencia del Gobierno Vasco.

En este sentido, ha destacado que el objetivo para los próximos meses es situar y estabilizar la Tasa de Incidencia Acumulada por debajo de 60 casos, que supone mantenerse en el Nivel de alerta 1. En las próximas semanas, se espera lograr una tasa de incidencia por debajo de 300, reducir la ocupación UCI a las cifras más bajas del escenario 1, y extender la cobertura de vacunación con pauta completa al 85%.

Junto a estos objetivos, el Lehendakari ha recordado que la prioridad de garantizar la educación presencial en el inicio del curso escolar. Para ello, se ha actualizado el protocolo y remitido a todos los centros, que contarán, desde el primer día, con los recursos de apoyo extraordinarios del pasado curso. «Es cierto que la situación de partida es mejor que el pasado año, pero queremos extremar la prudencia y la prevención», ha remarcado.

En esta línea, ha afirmado que «es evidente que la normalidad en el desarrollo del curso escolar presencial tiene una repercusión muy positiva también en el ámbito familiar, laboral y social», y ha precisado que el escenario actual es «mejor», se puede «mirar al futuro con mayor optimismo», pero ha emplazado a mantener «la misma actitud de realismo, compromiso y responsabilidad».

«Podemos ganar esta batalla frente al virus, pero sólo lo haremos si no nos equivocamos creyendo, antes de tiempo, que ya hemos ganado. No podemos olvidar la imprevisibilidad del virus y su capacidad de mutación», ha advertido.

Así, ha instado a «mantener la atención» porque la vacunación protege, pero no exime de la prevención. «Los riesgos encuentran condiciones favorables en la relajación social y la falsa seguridad que lleva a desdeñar las medidas preventivas básicas», ha avisado.

Tras reiterar que los «puntos fuertes» son la vacunación, los test, el rastreo y mantener las medidas básicas de prevención, ha recordado que el LABI pide que se mantengan, sobre todo, tres medidas «fundamentales»: el uso de mascarilla, la distancia de metro y medio, y que no se forme parte de encuentros, fiestas o eventos, ni en exteriores ni en interiores, «que representen aglomeración de personas sin control ni protocolos y medidas preventivas».

Urkullu ha explicado que, en el seno del Consejo de Gobierno, se ha compartido la visión sobre la situación social y económica, y se ha presentado también ‘Aukerak’, la Agencia vasca de reinserción, dado que el próximo día 1 de octubre se asumirá la competencia de Prisiones.

«La economía vasca y el empleo reflejan claros síntomas de que hemos aguantado la primera fase de resistencia. Estamos afrontando la fase de recuperación de los niveles pre-covid», ha asegurado.

No obstante, ha dicho que «es evidente que sigue habiendo amenazas, empresas en dificultades y sectores que han sufrido con más intensidad los efectos negativos de la pandemia», entre los que destacan el comercio, la cultura o la hostelería, así como determinados sectores de la industria.

«En términos económicos, Euskadi se acerca a la normalidad», ha aseverado, para apuntar que las exportaciones vascas han crecido un 24% en este primer semestre; la industria sale «con fuerza» de la crisis con un crecimiento de 14% interanual; el PIB del segundo trimestre ha crecido un 18% en relación al mismo trimestre del año anterior.

Asimismo, ha apuntado que este es el cuarto trimestre consecutivo de crecimiento; la recaudación fiscal ha crecido un 15% este primer semestre del año, y la confianza de los consumidores se sitúa en niveles de junio de 2019.

El Lehendakari ha destacado que las previsiones contemplan un crecimiento acumulado del 6,7% este año y del 5,7% el que viene, y en 2022 se recuperará «definitivamente» todo el PIB perdido durante la pandemia.

Tal como ha subrayado, esta recuperación económica traslada al mercado laboral. De esta forma, ha dicho que la tasa de paro en el segundo trimestre se sitúa en el 10,3%, muy cerca del objetivo del 10%, y se ha recuperado prácticamente todo el empleo perdido en industria y construcción.

Aunque quedan aún 12.000 personas acogidas al ERTE, ha recordado que más del 90% ya se ha integrado con normalidad en sus empresas. «Esta es una excelente noticia. Son datos esperanzadores, pero estamos en una carrera de fondo. Tenemos que recuperar todo el empleo perdido durante la crisis y, en paralelo, afrontar la fase de transformación de nuestra economía», ha añadido.

El Lehendakari y sus consejeros también han compartido la visión sobre las tres transformaciones que han de afrontar: tecnológico-digital, energético-medioambiental y sanitario-social.

«Las Directrices económico-presupuestarias; el Programa Berpiztu de reactivación o los Proyectos Euskadi Next para los Fondos Europeos son bases con que contamos para abordar la ‘transformación verde, digital y social’ en el horizonte 2030», ha indicado. Según ha afirmado, es «un reto inmenso que solo podrá superarse «desde un espíritu abierto de acuerdo y colaboración».


Comparte/Partekatu

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.