Urkullu convoca elecciones el 12J y estudiará una fecha alternativa tras el verano si hay un rebrote del Covid-19

Comparte/Partekatu

Afirma que se hará “con plenas garantías de seguridad para la salud de las personas”

El Lehendakari, Iñigo Urkullu, ha convocado las elecciones al Parlamento Vasco para el próximo 12 de julio, al considerar que se dan todas las condiciones necesarias para celebrarlas y se hará “con plenas garantías de seguridad para la salud de las personas”, después de que Euskadi haya superado la situación de “emergencia sanitaria” y abra una nueva fase de “vigilancia y control”.

No obstante, se ha comprometido a dejar sin efecto las elecciones del 12J, en caso de que se reprodujeran las circunstancias en las que se encontraba Euskadi con la pandemia del covid-19 cuando se suspendieron los comicios del 5 de abril. En caso de ocurrir esto, ha destacado que habría una alternativa para celebrar los comicios antes del 25 de octubre, aunque ha reconocido que no tiene pensada una nueva fecha en concreto.

El Lehendakari ha comparecido en Lehendakaritza para dar a conocer su decisión de convocar los comicios en el ejercicio de su “responsabilidad”, una vez analizados los documentos técnicos y sanitarios, oídos los partidos políticos y tras deliberarlo en el Consejo de Gobierno. El Lehendakari firmará el Decreto de elecciones esta misma tarde y se publicará mañana, 19 de mayo, en el Boletín Oficial del País Vasco (BOPV).

El presidente del Ejecutivo vasco ha comenzado su intervención con un recuerdo especial a todas las personas fallecidas en estos dos últimos meses, y ha explicado que han sido tres las razones que le han llevado a convocar elecciones el 12 de julio, como son la sanitaria, de naturaleza jurídica y legal, y de garantía de participación.

En cuanto a la razón sanitaria, ha explicado que ha tenido en cuenta que el informe de salud pública constata que la situación actual es “significativamente mejor” a la que llevó a declarar la emergencia sanitaria en Euskadi el 13 de marzo, ya que el último informe de salud pública indica que el País Vasco se encuentra una “nueva etapa de vigilancia y control”.

“Ante esta nueva situación, y ante las incertidumbres asociadas al otoño, el informe de salud pública considera que julio es un periodo adecuado para la convocatoria electoral”, ha añadido.

No obstante, ha indicado que realiza esta convocatoria de elecciones para el día 12 de julio con “el compromiso público de evaluación de la pandemia y de la situación sanitaria en Euskadi”, de forma que, si se volvieran a reproducir las circunstancias que condujeron a dejar sin efecto la convocatoria para el 5 de abril, su compromiso será volver a suspender la nueva convocatoria, con lo que habría alternativa para celebrar los comicios antes del 25 de octubre, aunque ha reconocido que todavía no ha pensado en otra fecha de convocatoria.

RAZONES JURÍDICAS

La segunda razón que ha alegado es de “naturaleza jurídica y legal”, ya que la convocatoria “es necesaria” porque “Euskadi no tiene actividad legislativa ordinaria”. Tras recordar que las elecciones se tienen que celebrar antes del 25 de octubre, ha indicado que, teniendo en cuenta la menor incidencia de la pandemia en verano y el mayor riesgo en otoño, ha decidido que la fecha con “mayores garantías” es el 12 de julio.

“Es importante recordar que convocar las elecciones responde, primero, a un derecho fundamental de la ciudadanía que hay que respetar; y, segundo, es una obligación legal que debo cumplir”, ha aseverado.

Asimismo, ha trasladado a la sociedad vasca que las elecciones se van a realizar “con plenas garantías de seguridad para la salud de las personas” y, preguntado por la posibilidad de una abstención elevada, ha considerado que “quizá” haya una mayor participación, “dándose todas las garantías que se puedan ofrecer para el acceso al voto”.

Sobre la duración de la campaña y la posibilidad de que sea más reducida, Urkullu ha dicho que corresponde a los partidos políticos decidir cómo quieren que sea la campaña electoral, y ha recordado que “hay un precedente en las últimas elecciones generales celebradas, en las que la campaña electoral duró una semana”.

Respecto al rechazo mostrado por EH Bildu y Elkarrekin Podemos a celebrar las elecciones en julio, ha dicho no conocer las “razones políticas” de estos partidos para abogar por unas elecciones en septiembre. “Me llama la atención algunos discursos y hechos sin datos”, ha indicado.

Tras reiterar que los informes sanitarios y las estimaciones de expertos dicen que la mejor fecha es el verano, ha recordado que también se han convocado el mismo día en Galicia e incluso se están planteando en Cataluña por “formaciones con vinculación política con alguna de los partidos que rechazan las elecciones en julio”.

GARANTÍAS DE PARTICIPACIÓN

La tercera razón que lleva al lehendakari a convocar elecciones es “la garantía de participación”, y ha recordado que el acuerdo de 6 de mayo aprobado en el Congreso de los Diputados, establece que la vigencia del estado de alarma no es “obstáculo” para la celebración de elecciones.

De hecho, ha indicado que el Gobierno de Pedro Sánchez se ha comprometido a coadyuvar a la mejor realización de los comicios que se puedan convocar, y ha informado de que ha mantenido conversaciones con la ministra de Política Territorial, Carolina Darias, para advertirle que el País Vasco se encuentra en una situación “anómala”, por estar al final de una legislatura con el Parlamento disuelto y sin posibilidad de producción legislativa.

Asimismo, el Departamento de Seguridad ha elaborado un “Plan de seguridad y protección” que establece las medidas y mecanismos preventivos para que toda la ciudadanía “cuente con todas las garantías en el acceso al voto”, y ha insistido en que el Gobierno central va coadyuvar en aspectos relativos a Correos como el voto de inscritos en el censo electoral de residentes ausentes (CERA) o el voto de las personas que residen temporalmente en el extranjero (ERTA).

Por otro lado, el Lehendakari ha señalado que, al reto sanitario, le acompaña el reto socio-económico, ya que que las elecciones permitirán contar con un Parlamento constituido, y un nuevo Gobierno, que “respondan a la prioridad sanitaria y pongan en marcha la recuperación económica y del empleo”. “Un nuevo Parlamento y un Gobierno que puedan aprobar unos Presupuestos acordes a las prioridades del momento y que acometa todas las reformas necesarias”, ha agregado.

El Lehendakari ha defendido que es necesario una Cámara legislativa “plenamente operativa y en marcha”, para un país que “necesita todas sus herramientas, capacidades y recursos operativos”.

En este sentido, ha rechazado que el Gobierno Vasco evite informar sobre cuál va a ser el impacto de esta crisis, cuando es el Ejecutivo el que informa sobre los datos de ERTE que afectan a más de 193.000 trabajadores o de caída de la recaudación, y ha asegurado que, “en este momento, la situación es de crudeza”.

Preguntado sobre cómo se encuentra ante esta convocatoria electoral, ha contestado que se encuentra “igual, tan o más fuerte que el 7 de marzo”, cuando afirmó ya que estaba “fuerte”, y ha indicado que los ciudadanós serán quienes decidan el próximo 12 de julio a su lehendakari.

REEDICIÓN DEL PACTO

Sobre la posibilidad de reeditar un gobierno de coalición con el PSE-EE, ha indicado que cada formación decidirá y esto se dilucidará según el resultado de los comicios, pero ha defendido que la coalición PNV y PSE ha sido “positiva”, ya que había llegado al mes de abril “habiendo cumplido su programa y objetivos”.

Además, cree que también ha sido positivo para los gobiernos de las instituciones en diputaciones o ayuntamientos. “Creo que una experiencia positiva, es un bagaje para lo que pueda ser una siguiente legislatura”, ha señalado.

EP


Comparte/Partekatu

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *