Uriarte opina que “a medio-largo” plazo en Euskadi gobernará un tripartito de izquierdas

Comparte/Partekatu

El diputado de Unidas Podemos en el Congreso por Bizkaia, Roberto Uriarte, ha sostenido que “a medio-largo” plazo se conformará un gobierno tripartito de izquierdas en Euskadi, una alianza que ha considerado “natural” pero que hasta ahora se había visto dificultada por la existencia de ETA.

En una entrevista concedida a Onda Vasca, recogida por Europa Press, Uriarte se ha referido a las próximas elecciones vascas del 12 de julio y la posibilidad de conformar un gobierno entre EH Bildu, PSE-EE y Elkarrekin Podemos.

Tras considerar que se trata de una posibilidad que “siempre ha existido”, ha advertido de que el tema es que durante años había un elemento fundamental, como era la existencia de ETA, que “dificultaba la posibilidad”.

En este sentido, ha recordado que en Euskadi se han conformado coaliciones de gobierno entre PNV y PSE o PSE y PP, “todas menos la natural que sería que los partidos de derecha gobernaran con los de derecha y los de izquierda con los de izquierda”.

“Con el tiempo esto terminará sucediendo y se harán alianzas naturales. Es comprensible que en el caso de PSE y EH Bildu haya rutinas y tradiciones que les dificulta entender que lo natural, como en cualquier país normalizado, es que la izquierda se junte con la izquierda. Esto pasará a medio-largo plazo”, ha añadido.

En este contexto, ha valorado que Podemos siempre ha querido ir “por delante, ser vanguardia y abrir caminos” y por ello está llamando a “adelantar un poco lo que será el futuro” y conformar la próxima legislatura un gobierno junto a EH Bildu y PSE. “Es el camino que queremos abrir”, ha añadido.

Cuestionado por el PNV, Uriarte ha recordado que la formación jeltzale apoyó al expresidente Mariano Rajoy de tal forma que “negocia con cualquiera”. De este modo, y pese a reconocer que es “una de las derechas menos radicales de Europa”, lo ha atribuido al hecho de que la ciudadanía vasca está “muy escorada a la izquierda”.

“El PNV sabe que si hiciera políticas claramente de derechas desconectaría con la ciudadanía. Para mantener el contacto con la ciudadanía y no quedar descolgado de la mayoría social vasca de progreso tiene que jugar a cosas que tienen una apariencia de izquierda… Excepto en un tema en el que es radical, que las grandes fortunas y empresas no van a pagar impuestos”, ha acusado.

Por todo ello, ha indicado que en lo referido a cuestiones relacionadas con los derechos civiles el PNV “se comporta como si fuera un partido de izquierdas,” pero no así en cuestiones de fiscalidad.

“En Euskadi cosas que en otras sociedades están extendidas como el rechazo hacia los extranjeros o hacia el colectivo LGTBI no tienen venta. Hasta el PP en Euskadi es menos radical que en otros puntos del Estado. Tanto PNV como PP defienden los intereses de la CEOE, de la gran patronal, y ahí lo normal es que se encuentren y las fuerzas conservadoras se acaben uniendo”, ha añadido.

Respecto al apoyo concedido por parte de los jeltzales al Ejecutivo de Pedro Sánchez, Uriarte ha insistido en que el PNV “siempre apoya a quien está en mayoría”.

“PAPEL DE BISAGRA”

“En su momento apoyó a Rajoy hasta el último momento, previamente pactó con Aznar y en este momento pacta con quien tiene mayoría en Madrid. Tal y como funciona el sistema electoral, un partido como PNV o ERC son formaciones que juegan un papel de bisagra con posición cómoda para negociar en Madrid y van a aprovecharlo”, ha argumentado.

Por último, y cuestionado por la reforma laboral, ha abogado por su derogación completa, ya que “ha degradado derechos y no ha creado riqueza”. “En los meses de pandemia los multimillonarios han incrementado su riqueza… Esa precarización del trabajo no ha hecho más que daño social y no ha servido para crear trabajo. Por eso debe ser abolida, poco a poco pero cuanto antes”, ha finalizado.


Comparte/Partekatu

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *