Imagen de archivo
Comparte/Partekatu

El Juzgado de lo Social número 1 de Eibar (Guipúzcoa) ha ordenado a la Organización Sanitaria Integrada (OSI) Debabarrena cesar en la reutilización de mascarillas y batas impermeables (EPIs), “ya que está poniendo en riesgo la salud de sus profesionales”.

El auto da la razón de este modo al sindicato de enfermería de Euskadi, Satse, que había solicitado esta medida cautelarísima. La jueza reconoce la situación de desabastecimiento de EPIs al principio de la alerta sanitaria, pero entiende que “en este momento existe posibilidad de conseguir mascarillas FFP2 y batas impermeables”.

“La orden de reutilización dada por la OSI Debabarrena supone exponer a sus trabajadoras a un riesgo innecesario y, por tanto, ordena su cese inmediato”, explica el sindicato.

Satse ha recordado que, desde el inicio de esta crisis sanitaria, ha denunciado “las continuas deficiencias” que están sufriendo los profesionales en materia de protección, entre ellas, la “peligrosa” reutilización de los Equipos de Protección Individual.

“Hemos presentado numerosas denuncias ante las inspecciones de trabajo de las tres provincias en este sentido, llegando incluso al juzgado, en el caso de Guipúzcoa”, ha añadido.


Comparte/Partekatu

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *