Foto: Athletic Club
Comparte/Partekatu

Con el inigualable escenario de San Mamés de fondo, Aritz Aduriz se ha mostrado visiblemente emocionado en la esperada rueda de prensa tras anunciar el miércoles su retirada definitiva del fútbol. Aduriz ha salido al campo acompañado de su mujer e hijas entre el pasillo que le han realizado todos sus compañeros y técnicos del primer equipo y ha mostrado su agradecimiento a familia, club y aficionados por el cariño mostrado durante toda su carrera.

“No podía imaginarme esta despedida ni todo lo que me ha pasado, porque de pequeño ni siquiera pensaba en poder ponerme la camiseta del Athletic en una sola ocasión –ha recalcado el delantero-. Estoy abrumado por todo el cariño que he recibido estos días. No es un momento para estar triste, sino para estar feliz porque he hecho siempre lo que me ha gustado y he disfrutado mucho haciéndolo. Por eso he llegado hasta aquí”.

Aduriz ha sido también muy claro respecto a los problemas físicos que le han llevado a tomar su decisión de retirase antes del final de la temporada: “Llevaba luchando desde hace tiempo contra los dolores y más o menos podía soportarlo y ayudar algo al equipo, aunque cada vez menos. Pero después de este confinamiento ha sido definitivo y no ha sido una pelea equilibrada; la balanza ha ido pronto hacia el lado de la cadera dañada. Todo cuerpo tiene sus límites y más para un deportista profesional. No había nada que hacer. En este momento, el equipo es mejor sin mí”.

Pese a no poder contar con el cariño de la grada por la actual situación sanitaria, Aritz se ha mostrado suficientemente recompensado por el apoyo athleticzale durante tantas temporadas: “No siento la necesidad de tener el homenaje de la gente porque La Catedral me ha dado tanto… Para mí ha sido como recibir un homenaje cada domingo. Y del mismo modo, ha querido restar su protagonismo en una posible celebración de Copa: “¿Un hueco en La Gabarra? No lo necesito. Lo importante es que podamos sacarla y que todos los aficionados del Athletic disfruten de ello. Y yo como uno más, porque eso es lo que voy a ser a partir de ahora, un aficionado más que ojalá pueda celebrar esa ansiada Copa”.

Absoluta referencia del pasado, presente y futuro zurigorri, Aritz Aduriz ha definido así el espíritu Athletic: Siempre decimos que el Athletic es especial y así lo siento. El grupo humano que tenemos aquí es bestial y es lo que nos hace diferentes. Es como una cuadrilla que está compitiendo contra el resto del mundo. Y dejo tanta gente aquí que entiende lo que supone esto, que no es necesario que yo les diga nada porque lo van a transmitir perfectamente a las siguientes generaciones”.

Se marcha una leyenda, un mito que solo quiere ser recordado como “alguien que siempre intentó hacer lo mejor que supo”.


Comparte/Partekatu

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *