Un colectivo contra la exclusión acusa a las administraciones de “ocultar” la muerte de una mujer sin hogar en Vitoria

Comparte/Partekatu

Reclama la ampliación urgente de los recursos habitacionales para personas en situación de exclusión

La Iniciativa por el Derecho a Techo y contra la Exclusión Social de Vitoria-Gasteiz ha acusado a las administraciones públicas de “ocultar” el fallecimiento de una mujer de 42 años en un frontón habilitado para atender a personas sin hogar en el barrio de Lakua.

Este colectivo ha expresado este martes, a través de un comunicado, su solidaridad con los familiares y allegados de Yolanda, una vecina de Vitoria de 42 años que apareció muerta el pasado miércoles un frontón de Lakua.

“Nadie debería de morir en la situación en que ha muerto Yolanda”, ha manifestado esta plataforma, que ha denunciado que “muertes como la del pasado miércoles son ocultadas por unas administraciones que no quieren ver esa realidad y que no hacen lo suficiente para que todas las personas sean atendidas como necesitan y como se merecen”.

La Iniciativa por el Derecho a Techo y contra la Exclusión Social de Vitoria-Gasteiz ha destacado la grave situación en la que se encuentran las personas sin hogar. Este colectivo ha recordado que un estudio del Centro de Documentación sobre Servicios Sociales y Política Social (SIIS) cifra en 325 el número de personas que, en 2018, se encontraban en situación de exclusión residencial grave en Álava. Además, en este recuento no se incluye a migrantes en tránsito y refugiados.

Además, según datos del Ayuntamiento de la capital alavesa actualizados a fecha del pasado 8 de mayo, 43 personas duermen en el frontón de Lakua y once más lo hacen en el gimnasio de Pío Baroja. Estas personas se suman al centenar de usuarios atendidos de manera estable en recursos municipales como el CMAS, Aterpe, Casa Abierta o Arquillos.

MÁS DE 2.000 PERSONAS

Esta plataforma ha explicado que además de las personas que viven en la calle, hay otras muchas que no tienen un hogar aunque están viviendo en algún servicio residencial, o en viviendas que no reúnen los requisitos mínimos recomendables. De esa forma, ha indicado que cerca de 2.000 personas en Euskadi no tienen un hogar donde vivir. Entre este colectivo se encuentra, según ha recordado, un centenar de personas, incluidos más de veinte menores, que reside en las viviendas municipales abandonadas de Olarizu sin acceso al agua.

Ante esta situación, ha subrayado que es necesario situar el “foco” en las las instituciones que “no hacen nada por garantizar el derecho a la vivienda”. Este colectivo ha preguntado al alcalde de Vitoria, Gorka Urtaran, y al diputado general de Álava, Ramiro González, si no existe la “capacidad” de “apoyar a poco más de un centenar de personas en el territorio alavés para que no sigan en la peor de las precariedades”.

La Iniciativa por el Derecho a Techo y contra la Exclusión Social de Gasteiz ha reclamado al Ayuntamiento de Vitoria y a la Diputación Foral de Álava que hagan “todos los esfuerzos” para evitar que siga habiendo personas sin hogar en el territorio.

Además, ha reclamado la ampliación urgente de los recursos habitacionales para personas en situación de exclusión residencial, así como la creación de todas las plazas necesarias para atender “dignamente y de manera adecuada” a todas las personas que lo necesitan.

A su vez, ha alertado sobre la necesidad de que la sociedad “amplíe su mirada” hacia estas personas, a que no las convierta en “invisibles” y a que las reconozca “como conciudadanos, con sus derechos y su dignidad”.

EP


Comparte/Partekatu

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *