Comparte/Partekatu

El único herido ha sido el propio conductor del vehículo

Un gran susto es lo que se llevaron ayer los estudiantes de Medicina de la UPV de Basurto. Sobre las 18:00 de la tarde, un coche se empotraba contra el edificio en el que se impartían clases.

El choque provocó que la pared de la facultad quedara totalmente echa añicos. La suerte fue que, en ese justo momento, el aula donde se produjo el incidente se encontraba vacía.

El conductor del vehículo, un hombre de 66 años, no tuvo tanta fortuna. Debido al impacto resultó herido y tuvo que ser trasladado al hospital más cercano.


Comparte/Partekatu

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *