Tras la primera vuelta, los donostiarras se sitúan quintos en la clasificación general

Pixabay // Public Domain
Comparte/Partekatu

El 2020 no ha empezado bien para los de Imanol Alguacil. La noche de reyes no trajo consigo el mejor de los regalos para la Real: una victoria ante la Villarreal en la última jornada de la primera vuelta de LaLiga Santander. El equipo donostiarra no supo mantener el tipo en casa en una actuación que fue de menos a más y que se saldó con una derrota que deja un sabor agridulce a una primera parte de la competición intachable.

Los txuri-urdin salieron con ganas al terreno de juego y lograron adelantarse en la primera parte del encuentro gracias a un gol firmado por William José. Durante los 20 minutos restantes del primer tiempo, los donostiarras consiguieron mantener la presión sobre el conjunto castellonense, pero tras el tiempo de descanso esa fuerza demostrada en los primeros minutos del partido se desvaneció. Y los de Calleja supieron aprovecharse de ello, aunque no sin cierta polémica. El Villarreal aprovechó la primera oportunidad que tuvo en una acción que requirió la revisión del VAR para determinar un posible fuera de juego por parte de los villarrealenses. El colegiado no lo entendió como tal y Trigueros finalmente coló el esférico en la portería vasca desde los once metros. El segundo tanto del Villarreal que los aventajó en el marcador llegó de la mano de Cazorla en el minuto 71 y, aunque de nuevo tuvo que ser revisado por el VAR, finalmente el árbitro lo dio por válido. Pese a los intentos de los txuri-urdin materializados en una clara oportunidad de Merino que terminó en el larguero, finamente el Villarreal se llevó la victoria y los puntos contra todo pronóstico, pues la mayoría de las estimaciones situaban a los donostiarras como vencedores. Así, en las principales casas de apuestas, la Real se posicionaba por delante de los castellonenses, lo que unido a diversas promociones como los bonos de bienvenida, animó a muchos aficionados a participar en favor del conjunto vasco, aunque en este caso no con el resultado deseado.

No es extraño que la Real partiera como favorita, pues su buen hacer durante toda esta primera parte de la temporada la avalaba. El conjunto liderado por Alguacil ha conseguido mantenerse en el top 6 durante los primeros 19 partidos de liga, sumando un total de 31 puntos en 9 victorias, 6 derrotas y 4 empates. Estos resultados hacen soñar a los donostiarras con una plaza en Europa, esa que el año pasado rozaron con la yema de los dedos pero que finamente no lograron conseguir. A la Real le vale con mantenerse como hasta ahora para conseguir el pase a la Europa League, pero la clasificación está muy ajustada y no deben dejar pasar ninguna oportunidad como la del Villarreal. A la hora de escribir estas líneas, la Real se sitúa quinta en la tabla con 31 puntos, los mismos que el Valencia, sexto, y solo uno por encima del Getafe, en séptima posición. Athletic de Bilbao, Villarreal y Granada también pelean por subir peldaños en la clasificación hacia la ansiada plaza, contando con 29, 28 y 27 puntos respectivamente.

Por el momento, los donostiarras tendrán hasta el 19 de enero para descansar de la competición liguera debido a los enfrentamientos de la Copa del Rey. Una vez superados, los txuri-urdin estarán obligados a poner toda la carne en el asador para preservar ese quinto puesto que los devolvería a la Europa League, competición que no disputan desde la temporada 2016/17.


Comparte/Partekatu

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *