Transportan la escultura de Cristina Iglesias a la isla Santa Clara

Comparte/Partekatu

Eneko Goia y Cristina Iglesias supervisan el traslado de las piezas de la escultura, que finalizará para finales de año y será visitable en primavera de 2021

La obra escultórica que la donostiarra Cristina Iglesias colocará en el faro de la Isla Santa Clara de Donostia / San Sebastián ha sido trasladada esta mañana desde el Paseo Nuevo. El alcalde de Donostia / San Sebastián y la escultora donostiarra Cristina Iglesias han acudido a primera hora de la mañana al Paseo Nuevo a comprobar el traslado de las piezas que completarán la escultura.

Nada más llegar, el alcalde y la artista donostiarra han depositado un ramo de flores junto al lugar desde el que ha despegado a las 6:30horas el helicóptero encargado de trasladar las piezas a modo de homenaje al piloto donostiarra Haritz Galarraga y a su compañero, que fallecieron en un accidente de helicóptero hace varias semanas en la Seu d’Urgell. Al igual que hiciera con la grúa que se ha utilizado para el vaciado del faro, Galarraga iba a ser el encargado de trasladar las piezas de la escultura a la isla.

Eneko Goia ha señalado que “con el traslado se cumple otro de los hitos, quizá uno de los más importantes hasta la fecha”. Así, ha subrayado que “la obra sigue su curso. Vamos bien de plazos y de fases, teniendo en cuenta que las inclemencias meteorológicas no permitieron avanzar lo deseado durante enero y febrero, y el parón provocado por el confinamiento también han ralentizado la obra”.

De este modo, Goia ha señalado que “la obra podría finalizar a finales de año, de tal modo que puede ser plenamente visitable en primavera de 2021, una época que nos permitirá organizar una apertura acorde a la importancia que va a tener esta obra para la ciudad, que sin duda va a ser un referente internacional en el mundo de la escultura y el arte”.

Por su parte, Cristina Iglesias se ha mostrado “muy emocionada y contenta por el desarrollo de la obra, que está viviendo un momento clave”, y ha destacado “el buen trabajo que están realizando todos los equipos implicados”. Una vez trasladados todos los elementos, según ha explicado la escultora donostiarra, “hay que colocarlos, poner la pasarela, la cubierta, finalizar el interior que lleva alabastro en las ventanas, trabajar la luz, hacer las pruebas de agua. Son trabajos que se realizarán en lo que queda de verano y parte del otoño”. 


Comparte/Partekatu

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *