Euskadi Capital

Tomahawk presenta los longboards con motor eléctrico

Comparte/Partekatu

El motor eléctrico se va consolidando cada vez más como una de las mejores y más eficientes alternativas frente a los motores de combustión. Los motores eléctricos son cada vez más eficientes y autónomos, llegando a utilizarse en cada vez más medios de transportes, incluso los longboards.

Esto es precisamente lo que hace la firma Tomahawk, especializada en el diseño y comercialización de skateboards eléctricos que incluyen este tipo de motores, lo que les hace más eficientes, prácticos y sostenibles.

A continuación, se hablará un poco más acerca del motor eléctrico que esta compañía incluye en sus modelos de longboard.

Motor eléctrico utilizado en los longboards de Tomahawk

Un motor eléctrico es, en esencia, una máquina capaz de transformar la energía eléctrica en energía mecánica, concretamente en energía lineal, que es la que sirve para transportar a una persona y la que se utiliza en los longboards.

Los motores eléctricos que utilizan para su diseño y fabricación se componen de diferentes partes para funcionar de manera óptima.

Por un lado, está la parte fija llamada estátor, el cual contiene otros elementos para el soporte de la parte rotatoria del mismo. Esta parte rotatoria se llama rotor y es el que transmite la potencia, por medio de un eje, al elemento que se va a mover, en este caso, al longboard.

En concreto, el motor utilizado por Tomahawk es el brushless de última generación. En este tipo de motor en específico la corriente eléctrica pasa directamente por el bobinado del estátor, lo que hace que el rozamiento sea mucho menor. Pero, además de eso, también es un motor eléctrico de tracción directa, dado que el rotor soporta la cubierta y consigue que sea un sistema mucho más silencioso y totalmente fiable.

Una nueva forma de disfrutar del skateboarding

Los skateboards eléctricos de Tomahawk representan una nueva forma de disfrutar de esta actividad, abordo de un skate de alta calidad, no solamente en diseño, sino también en materiales y funcionamiento.

Su motor eléctrico de última generación garantiza un movimiento suave y potente, sobre el cual el usuario podrá ir donde quiera, de una forma eficiente y sostenible. Adquirir una de las longboard de esta marca es contar con calidad asegurada, además de una garantía de 2 años y de excelentes servicios posventa.

Por último, hay que mencionar que recientemente Tomahawk ha lanzado un sistema innovador para aprovechar al máximo toda la potencia que es capaz de ofrecer un motor eléctrico. Se trata de un sistema de transmisión de potencia mediante correa dentada que asegura más potencia de tracción y por consiguiente mayor eficiencia. Con esta tecnología incluso es posible hacer 22 km por terrenos off-road, una experiencia que vale la pena disfrutar.


Comparte/Partekatu

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *