Se tira al río Urumea tras robar en una panadería de Donostia

Comparte/Partekatu

Un agente de la Ertzaintza tuvo que lanzarse al agua para rescatar al ladrón

Agentes de la Ertzaintza detuvieron este pasado lunes en San Sebastián a un varón de 20 años de edad, acusado de un robo en una panadería. El ladrón, tras ser sorprendido, salió huyendo y se arrojó al río Urumea, de donde tuvo que ser rescatado por un agente.

Según ha informado el Departamento vasco de Seguridad, los hechos se iniciaron pasadas las dos de la madrugada del lunes cuando una patrulla de la Ertzaintza sorprendió a dos varones que salían corriendo del interior de una panadería situada en el barrio de Gros de la capital donostiarra.

Mientras un recurso policial comprobó que el establecimiento se encontraba con el cristal del escaparate roto, otra patrulla inició la persecución de los presuntos ladrones. Uno de los sospechosos consiguió huir, mientras otro se lanzó al río Urumea para no ser alcanzado.

Un ertzaina tuvo entonces que tirarse tras él para evitar que se ahogara. Una vez rescatado, se procedió a su detención, acusado de un delito de robo con fuerza.

El arrestado, un varón de 20 años, fue trasladado a dependencias policiales a la espera de ser puesto a disposición judicial. La investigación continúa abierta para identificar y detener al ladrón que consiguió huir.


Comparte/Partekatu

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.