Comparte/Partekatu

En las últimas horas la Ertzaintza ha detenido en la capital vizcaína a cinco personas por sustraer teléfonos móviles en comercios o a viandantes. En dos de los casos, los detenidos han hecho uso de la violencia para cometer los robos

La primera detención se efectuó ayer por la mañana después de que un varón abordara a una mujer en la calle Pío Baroja de Bilbao y, tras empujarla y caer ésta al suelo, le sustrajo el teléfono móvil. Nada más tener conocimiento de lo sucedido, una patrulla de la Ertzaintza asistió a la víctima e inspeccionó los alrededores para tratar de localizar al presunto autor. Éste fue interceptado a la altura del puente del Arenal donde se procedió a su detención por un delito de robo con violencia. El arrestado, de 18 años y con antecedentes policiales por hechos similares, fue trasladado a dependencias policiales.    

Por otro lado, alrededor de las ocho de la tarde de ayer, otro joven de 21 años fue detenido por sustraer un teléfono móvil en un comercio de telefonía de un centro comercial de la capital vizcaína. El joven manipuló el sistema de alarma e intentó salir sin abonar la factura, siendo interceptado por el personal de seguridad que lo retuvo hasta la llegada de una patrulla de la Ertzaintza.

Por último, esta madrugada otros tres jóvenes, con edades comprendidas entre los 17 y 20 años han sido detenidos por un robo con violencia perpetrado en el barrio Ibarrekolanda de Bilbao. Las víctimas, menores de edad, fueron sorprendidas por los tres ahora arrestados y, de forma violenta, les acorralaron contra la pared sustrayéndoles  dinero y los teléfonos móviles que portaban. Seguidamente, denunciaron los hechos y, poco tiempo después, una  patrulla de la Ertzaintza localizó a los autores del robo, los cuales portaban los dos teléfonos móviles sustraídos.


Comparte/Partekatu

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *