La Rectora de la universidad vasca pide para personal universitario igual trato en la vacunación que profesores de ESO

Comparte/Partekatu

Destaca el trabajo realizado por la comunidad universitaria que mantiene la presencialidad en un 75%, “el máximo nivel permitido”

La rectora de la Universidad del País Vasco (UPV/EHU), Eva Ferreira, ha puesto en valor el trabajo realizado por la comunidad universitaria ante la pandemia, “que hace en la actualidad se pueda mantener la presencialidad en un 75%, el máximo nivel permitido por las medidas de seguridad” y para mantenerla, ha pedido en el Parlamento Vasco que el personal universitario tenga “el mismo tratamiento” en el proceso de vacunación frente a la covid-19 que el personal de Educación Secundaria (ESO), que ha sido vacunado de forma prioritaria.

Ferreira ha comparecido este lunes, a petición de EH Bildu, ante la Comisión de Educación del Parlamento Vasco para exponer las líneas principales que desarrollará en los próximos cuatro años, tras ser elegida en noviembre del año pasado en sustitución a Nekane Balluerka, que no se presentó a la reelección.

La rectora ha subrayado que la dirección que ha tomado junto con su equipo rectoral a la hora de fijar las bases del plan para los próximos años es “clara y firme” y ha subrayado que como universidad pública, tienen un compromiso con la sociedad “totalmente insoslayable”.

“Además de explicar cómo usamos los recursos que la sociedad vasca ha puesto en nuestras manos, tenemos que dar cuenta de los resultados obtenidos en distintos ámbitos, en información, investigación y transferencia de conocimiento, divulgación científica, en aportación al debate social y en la creación de opinión, arte y cultura”, ha subrayado.

Tras señalar que el trabajo que se ha hecho hasta ahora desde los equipos rectorales anteriores ha sido “ingente, responsable y excelente, ha señalado que la UPV/EHU ha sido “inteligente, con capacidad de reacción y de resiliencia”. “Esta capacidad de adaptación ha tenido posibilidad de mostrarse de forma singular desde la mitad del curso 2019/2020 y lo sigue haciendo en este curso no menos complicado que el anterior”, ha señalado.

En su comparecencia, ha afirmado que la Universidad del País Vasco está “superando” la situación generada por la covid-19 “con buen nota” y ha citado las encuestas realizadas a sus estudiantes. “Terminamos el curso pasado con notable alto y la trayectoria de este curso también está siendo muy positiva. Nuestras facultades, nuestras escuelas, todo el entorno universitario es un lugar seguro”, ha subrayado.

En este sentido, ha hecho referencia a la tasa de incidencia de la covid-19 en la comunidad universitaria para afirmar que se encuentra en “zona amarilla, con la tranquilidad añadida de no tener focos de contagio en las aulas”.

“Esto es el fruto de un trabajo responsable por parte de toda la comunidad universitaria”, ha destacado antes de agradecer y reconocer el trabajo realizado.

Según ha explicado, “esta labor hace que en la actualidad se pueda mantener la presencialidad en el máximo nivel permitido por las medidas de seguridad”, ya que la UPV/EHU alcanza el 75% de presencialidad y para mantenerla ha vuelto a pedir que el personal universitario tenga el mismo tratamiento en el proceso de vacunación que el personal de educación Secundaria.

“Esto lo hemos reclamado al llegar a quienes tienen que tomar estas decisiones, por todas las vías que tenemos a nuestro alcance” ha señalado antes de insistir en esta petición en sede parlamentaria.

Asimismo, Ferreira ha afirmado que “con la vista puesta en los próximos años, la situación sanitaria es una variable más que se debe considerar”.

Por otro lado, ha señalado que este año 2021 está “marcado por la situación sanitaria, pero también por los grandes retos sociales” como son los 17 objetivos de Desarrollo Sostenible establecidos por la ONU, a los que su equipo ha añadido el objetivo 18 “dirigido a proteger e impulsar” la lengua y cultura vasca.

En este sentido, ha apostado por impulsar el euskera como “idioma generador de conocimiento” y a contribuir a la expansión de su uso. “Nuestra universidad es una comunidad que forman alrededor de 50.000 personas y diría que es uso del euskera en esta comunidad es reseñable, tanto en cantidad como el calidad”, ha subrayado.

Ferreira también ha destacado que la UPV/EHU es el “principal agente tractor de la investigación que se hace en el País Vasco” y en el ámbito laboral, ha afirmado que la universidad ha sido “pionera” en la formación dual universitaria que “crece a buen ritmo en el ámbito de las empresas de base tecnológica”.

EJES DEL PROYECTO RECTORAL

Según ha explicado, el proyecto del nuevo equipo rectoral para los próximos cuatro años se apoya en cinco ejes: formación; investigación y transferencia del conocimiento; cultura y sociedad; personas; gobernanza y recursos.

Ferreira ha señalado que se ha marcado como objetivo conseguir en 2024 una reducción del 10% de la temporalidad del personal de administración y servicios, incrementar el porcentaje de doctores así como el conocimiento de idiomas, y trabajar para que el alumnado esté “más implicado” con su universidad.

En materia de formación, espera tener en el año 2024 cinco programas más del programa Erasmus Mundus -programas de estudios internacionales- y que el 15% de su alumnado participe en actividades de emprendimiento. “Todos nuestros centros contarán con acreditación institucional y esto supone una garantía externa de la calidad de la gestión de nuestra oferta formativa”, ha señalado.

Respecto a la investigación y transferencia del conocimiento, plantea que en los próximos cuatro años la UPV/EHU sea “referente internacional por medio de la investigación multidisciplinar en las aportaciones realizadas a las ciudades sostenibles y al uso y cuidado de los mares”. “Queremos superar los 1.300 contratos actuales y un retorno superior a los 10 millones de euros en investigación y desarrollo, y en servicios tecnológicos”, ha destacado.

Además, plantea que más de la mitad de las tesis doctorales de la UPV/EHU, incluidas las realizadas en euskera, sean internacionales e impulsará que, al menos, la mitad de los investigadores sean mujeres.

El eje de cultura y sociedad incluye medidas para tner en el año 2024 iniciativas como el protocolo de actuación en casos de transexualidad, transgeneridad e intersexualidad, impulso del liderazgo femenino, oferta de cursos en euskera para estudiantes visitantes, desarrollo de una agenda cultural propia y reducción en un 50% del uso del papel, entre otros.

En materia de gobernanza y recursos, plantea “mejorar la financiación pública y privada” y espera en 2024 conseguir un “fortalecimiento del compromiso social en el modelo de financiación pública, la aprobación de un programa de mecenazgo, y un “incremento sustancial” de la captación de fondos externos.

Además, ha abogado por dotar a la universidad de una “flexibilidad” que le permita “competir con otros centros e instituciones” y poder vincular contratos laborales a proyectos de larga duración, tanto para personal docente investigador como para personal de administración y servicios.

También contempla diseñar un plan de infraestructuras que apueste por el mantenimiento preventivo, y desarrollar el proyecto de construcción del nuevo edificio de la Facultad de Enfermería y Medicina para su puesta en funcionamiento en el curso 2024/2025.

Por último, se ha marcado como objetivo mejorar la tramitación administrativa y disminuir las trabas burocráticas desarrollando la administración electrónica, para que dentro de cuatro años los alumnos puedan realizar todos los trámites desde su teléfono móvil.


Comparte/Partekatu

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *