Euskadi Capital

¿Qué hacer si se cuenta con una tarjeta revolving?

Comparte/Partekatu

Son cada vez más las personas que acuden a los bancos con la intención de reducir sus deudas, pero acaban agravando aún más su situación económica. Lo que acostumbra a suceder es que las entidades bancarias, con tal de maximizar sus ganancias, implementan ciertas estrategias que afectan el bolsillo de sus propios clientes.

Una estrategia conocida y peligrosa es la tarjeta revolving, un producto que se vende como solución, pero que puede presentar severos problemas. Desde Área Jurídica Global, explican cuáles son estos riesgos y qué iniciativa legal es la más adecuada para reclamar y recuperar el dinero que en muchas ocasiones los bancos han cobrado de más.

Estos son los riesgos que presenta la tarjeta revolving

Las tarjetas de crédito revolving son muy utilizadas porque permiten aplazar el pago de las compras a través de distintos plazos, en lugar de hacerlo a mes vencido o al contado. Este sistema es un crédito al consumo que genera intereses muy elevados, una acción que termina provocando un endeudamiento difícil de frenar.

Esta herramienta representa una importante cantidad de riesgos para los consumidores, siendo uno de los más graves el exceso de consumo, ya que no existe límite de crédito. Al no devolverse la totalidad del saldo, siempre queda un remanente (lo que genera intereses y aumenta la deuda).

De esta manera, las personas se ven envueltas en un endeudamiento que parece no tener fin y lo que suelen hacer es endeudarse aún más solicitando créditos o préstamos al mismo banco que les entregó la tarjeta revolving.

Desde Área Jurídica Global, tienen la solución para reducir a cero estos riesgos y evitar el endeudamiento eterno.

La ley de usura como herramienta ante los intereses excesivos de la tarjeta revolving

Área Jurídica Global, el despacho de abogados que tiene como director a Javier López y como directora de desarrollo a Ariadna López, se dedica a realizar diversas presentaciones legales con el fin de que los bancos cumplan con lo que dicta la ley.

En el caso de las tarjetas revolving, la mejor vía legal para reclamar ante los intereses elevados es a través de la Ley de Usura, denominada oficialmente como Ley de 23 de julio de 1908. Con este documento, los ciudadanos consiguen evitar las excesivas deudas que incentivan desde las entidades bancarias.

Una de las últimas novedades con relación al terreno legal y las tarjetas revolving es lo que decidió el Tribunal Supremo de España en el año 2015. El órgano judicial resolvió que es notablemente superior y usurario, aquel interés que supere el doble del interés medio ordinario en las operaciones de crédito al consumo en la época en la que se concertó el contrato. Esto significa que los intereses de este tipo de tarjetas pueden declararse nulos por ser desproporcionados al precio normal del dinero.

Con la ayuda de Área Jurídica Legal, los ciudadanos tienen la posibilidad de reducir sus deudas y hasta de recibir lo que anteriormente abonaron al banco en concepto de intereses de tarjetas revolving. En su web se pueden ver casos reales de clientes.


Comparte/Partekatu

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *