Euskadi Capital

Pastelería Oiartzun y su alta calidad en los dulces navideños

Comparte/Partekatu

La Navidad es una de las mejores épocas del año para celebrar en compañía de la familia, recibir regalos y, sobre todo, disfrutar de la comida. En España, existe una larga tradición de dulces navideños y productos típicos de cada región que nunca faltan en las cenas navideñas.

Desde los tradicionales polvorones, pasando por los clásicos mazapanes hasta las variedades de turrón (blando o duro), trufas o yemas (de Santa Teresa o de Ávila), todas estas especialidades son un verdadero deleite para el estómago.

En este marco, la Pastelería Oiartzun es un negocio familiar de estilo francés que en Donosti-San Sebastián destaca con una fina selección de dulces navideños elaborados artesanalmente con materias primas de calidad.

Más de medio siglo haciendo las delicias de los donostiarras

La Pastelería Oiartzun es un establecimiento gastronómico que reúne más de 50 años de historia y trayectoria en el mundo de la repostería, siendo uno de los negocios referentes del dulce de la capital guipuzcoana, a partir de cautivar los paladares de autóctonos y turistas con elaboraciones diarias en su obrador que hacen gala de un cuidadoso y artesanal proceso de producción.

El negocio, situado junto al ayuntamiento de Donosti, en la parte vieja de la ciudad, es el fruto de una aventura familiar que nació de la mano de Manuel Martín, quien por entonces decidió volcar sus amplios conocimientos reposteros adquiridos en pastelerías donostiarras para montar su propio negocio. 

Sus hijos, David y Montserrat, actualmente conservan el legado de su padre y continúan con productos que constituyen un verdadero imán tanto para los golosos como para los amantes de la fina pastelería y que, incluso, cosecharon un amplio reconocimiento nacional e internacional.

La propuesta gastronómica de Pastelería Oiartzun es variada e incluye diversos tipos de tartas (tarta de frutas, tarta bombón, tarta limón, tarta de moka, tarta de trufa milhojas, Saint-Honoré, etc.), pasteles (pastel ruso, petisú de nata, goxua, gambeta, ponche), bombones y bollería (croissants, bizcochos, hojaldres, bollos suizos, napolitanas, palmeras y demás). 

El pastel vasco es uno de sus productos estrella y uno de los patrimonios gastronómicos del País Vasco. Este exquisito postre está elaborado a base de pasta de almendra marcona y está rellenado con crema pastelera.

Artesanía y calidad en dulces navideños

La Pastelería Oiartzun tiene pensado hacer de esta Navidad una época dulce y excepcional con una selección de exquisiteces navideñas para las sobremesas que prometen convertirse en un auténtico mimo para los adultos, mayores y niños. 

En ese sentido, el establecimiento especializado en productos reposteros despliega una gama de elaboraciones premium con turrones (de yema tostada, de Cádiz, de trufa, de coco, turrón ruso), yemas de Santa Teresa, figuras de mazapán, anguilas, polvorones, trufas, glorias, el marrón glacé, troncos (izaga, de chocolate), bombones, pasteles, pastelitos, milhojas, frutas escarchadas, entre otras.

La Pastelería Oiartzun, en definitiva, es un lugar mítico en Donosti – San Sebastián que combina a la perfección la pasión, la tradición e innovación en el ámbito de la repostería para elaborar artesanías dulces que nunca pasan desapercibidas y que ya forman parte los rituales gastronómicos navideños.


Comparte/Partekatu

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *