Osakidetza deberá pagar 126.000 a la madre de un niño que murió por una negligencia médica

Comparte/Partekatu

El menor, que había sido trasplantado del riñón, sufrió un fallo multiorgánico que acabó con su vida

Osakidetza ha sido condenada a indemnizar con 126.000 euros a la madre de un niño de 9 años, trasplantado de riñón, que murió en Cruces por una infección generalizada.

Según el informe, tras realizarse el trasplante, los médicos le recetaron antibiótico hasta los 18 años. Pero el tratamiento tuvo que interrumpirse debido a un cuadro de vómitos y diarrea. En su lugar, se le pasó a administrar amoxicilina.

Tres meses después, el menor volvió a ingresar con dolor de oído. En esta ocasión no le administró antibiótico y, finalmente tuvo que ser trasladado a la UCI. Fue allí donde el menor sufrió un fallo multiorgánico que acabaría provocándole la muerte.

Tras analizar los hechos, la sentencia estima que «no se produjo en ningún momento una atención individualizada del paciente, debido a su estado frágil». Como consecuencia, considera que hubo mala praxis y negligencia que desembocó en la muerte del niño.


Comparte/Partekatu

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *