Ortuzar ve un momento propicio «en el Estado» para abrir el debate del modelo territorial por la cuestión catalana y vasca

Comparte/Partekatu

El presidente del EBB del PNV, Andoni Ortuzar, ha defendido que se debe entrar ya en una «fase resolutiva» para diseñar el «traje» del autogobierno vasco para el siglo XXI, y cree que el panorama en el Estado puede ser «propicio» para abordar este tema del modelo territorial, dado que está la cuestión catalana, la vasca y las reivindicaciones de otras comunidades autónomas en el sentido de la vía federal.

En una entrevista a Onda Vasca, Ortuzar ha señalado que esperan retomar la ponencia de autogobierno el próximo curso político y hacerlo «con absoluta normalidad».

«Llevamos un camino en el repensar cuál es el traje del autogobierno vasco que necesita esta sociedad para el siglo XXI y ya hemos terminado dos etapas primero, la primera toma de posición de los partidos, después los expertos y ahora tenemos que llegar ya una fase resolutiva», ha señalado.

El líder jeltzale ha manifestado que ahora todo eso que se ha estado «ideando y contrastando» y que «ya está en papeles», ahora «hay que pasarlo «a proyecto de ley o iniciativas legislativas».

Según ha asegurado, eso es lo que el PNV se dispone a hacer «de la mano del resto de fuerzas políticas» y, por ello, su idea es hablar con todos los partidos políticos, «ver en qué disposición están de cara ya a entrar en esa fase de redacción de un texto jurídico».

«Y a partir de ahí viendo cada partido cómo respira, tomaremos las decisiones que tengamos que tomar pero no tenemos ningún problema como partido en asumir el liderazgo, sin prisa pero sin pausa. Primero tenemos que hacer el acuerdo en Euskadi pero si elevamos un poquito la vista nos damos cuenta que en el Estado se va a abrir un panorama que debiera ser propicio para abordar este tema del modelo territorial, está la cuestión catalana, está la cuestión vasca y luego en otro plano están las reivindicaciones de otras comunidades autónomas en el sentido de la vía federal», ha añadido.

Por lo tanto, ha indicado que ese debate está sobre la mesa y el PNV «no le tiene miedo». En relación al diálogo que se va a abrir en Cataluña, ha manifestado que, «a pesar de todas las dificultades y agoreros», cree que «hay que darle una oportunidad a esa mesa de diálogo».

Según ha manifestado, las cosas «no están fácil» pero solo va a haber una solución desde el diálogo» y no lo ve posible «fuera del diálogo, fuera de esa mesa o de otras mesas porque tampoco hay que prejuzgar que sea la definitiva» y puede haber «otros ámbitos, como mesas catalanas».

«Sin diálogo va a ser difícil, ya hemos visto a dónde nos ha llevado el no diálogo entre Madrid y Cataluña, esperemos que el diálogo nos lleve a una situación mucho mejor», ha manifestado

Oposición

Ortuzar ha afirmado que en Euskadi la oposición «no ha dado una». «No ha acertado una, afortunadamente, porque todo lo que decía era una barbaridad», ha añadido.

Por ello, ha pedido a la gente que se «dé cuenta y que confíen en los que hasta ahora están haciendo lo que dijo que iba a hacer y las cosas están yendo razonablemente bien».

El líder jeltzale ha añadido que la oposición «no dio una hace un año y siguen dando la mula al trigo, siguen en el mismo ritual de guerra total contra el PNV».

Según ha indicado, hacer política a la contra «siempre es malo» pero en una situación social y económica como la actual derivada de la pandemia, tener que «llevar, además de esos dos lastres, de esas dos cargas pesadas, a una oposición que es un obstáculo, es duro»,

Ortuzar ha señalado que es lo que les ha tocado y así van a seguir. «Lo que no van a hacer es pararnos, podrán intentar frenarnos la marcha pero no nos van a parar», ha manifestado.

Cuestionado por si están rotos los puentes con EH Bildu, Ortuzar ha negado que sea así. Según ha indicado, la coalición hace «una política muy de postureo» y luego «cuando necesita llamar, llama» y mantienen reuniones.

Ortuzar cree que EH Bildu, «en lugar de marcarse metas de que quiere hacer en el futuro», se va «marcando metas de cuándo derribar al PNV». «Intentó derribar al PNV en las últimas elecciones autonómicas, no solo no pudo, sino que salimos reforzado y ahora su meta es 2023, que es la madre de todas las batallas, las elecciones municipales y forales, y hasta el 2023 no nos va a dar ni agua y vamos a tener que seguir aguantando esos discursos apocalípticos, esas posturas de absoluta cerrazón, de, o me das el 100% de lo que te pido o no hay nada que hacer», ha añadido.

A su juicio, esa forma de hacer política es la «negación del acuerdo» y ha asegurado que EH Bildu no llega a acuerdos en Euskadi «con nadie».

La Naval

Por otra parte, en relación a Unidas Podemos y las críticas que han dirigido al PNV por La Naval, Ortuzar ha recordado que «quien dijo que iba a salvar la Naval fue Pablo Iglesias, que vino y se reunió con el comité de empresa, prometió aquello, luego llegó al gobierno y nada de nada», ha manifestado.

Por tanto, ha recomendado a los dirigentes de Podemos que «no hablen mucho de la Naval» porque les van a tener que recordar y «tirar de las orejas porque fallaron a la plantilla de la Naval y a este país».

Según ha indicado «no han movido un dedo» y ahora son las instituciones vascas las que, después de un proceso de concurso y de subasta, están intentando que los terrenos de La Naval estamos intentando y creo que lo vamos a conseguir que la Naval albergue proyectos industriales y que «de ahí también venga algún proyecto naval». «Aprovechar el tema de la Naval para zumbar al PNV no ha sido lo más inteligente que han hecho los diputados de Podemos», ha señalado.

En relación a Podemos Euskadi, ha manifestado que está en «un desideratum permanente». A su juicio, «les gustaría ocupar la posición de EH Bildu pero no pueden y como EH Bildu les marca mucho el terreno y ese territorio de oposición dura está muy ocupado necesitan de vez en cuando encontrarse con el PNV, pero cuando lo hacen, al de diez minutos, ya buscan el pendulazo, que no parezca que se acercan mucho al PNV»,

A su juicio, esa oposición «bipolar» no suele dar buen resultado y ha señalado que sus últimos resultados electorales son una «prueba», mientras que las encuestas tampoco les dan «para echar las campanas al vuelo».


Comparte/Partekatu

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.