Nekane Murga afirma que el dato de contagio será hoy menor pero con 24 ingresos en planta y un «récord» de los hospitalizados en UCI

Comparte/Partekatu

La consejera vasca de Salud, Nekane Murga, ha afirmado que el dato de contagios que se dará a conocer este lunes será «menor» que los difundidos desde el pasado viernes, con 24 hospitalizaciones este domingo en planta y un «récord» de siete ingresos en UCI.

La titular de Salud ha afirmado que las cifras de positivos siguen siendo, en todo caso, «elevadas», aunque cree que se «está a tiempo de frenar la curva» antes de la vuelta a las aulas.

En una entrevista a Onda Vasca, recogida por Europa Press, ha afirmado que se ha subestimado al coronavirus y, además, este «se ha comportado diferente a las previsiones».

En relación a la actual situación, ha indicado que este lunes se comunicará un descenso en el número de casos que esta «justificado» porque los domingos las consultas de atención primaria y, en muchas ocasiones, los cribados preoperatorios y otros procedimientos «no se realizan».

Murga ha afirmado, por tanto, que se sigue en una cifra «elevada», aunque es menor que las dadas a conocer el viernes, sábado y domingo y se sigue trabajando por identificar nuevas zonas, contactos y casos.

La consejera ha destacado que, en este momento, se realizan muchas más pruebas PCR que en marzo y ha precisado que, en ese momento, cuando había 700 positivas, el 70% de las pruebas PCR daba positivo, y ahora «para encontrar 700 pruebas positivas se realizan 6 veces más pruebas que entonces». «Vamos a por los casos, vamos a por los contactos y notificamos antes», ha manifestado.

Ante la súbida del índice del contagio, ha afirmado que es «indudable» que la curva está ascendiendo, aunque, «a un ritmo bastante más lento» que en marzo, lo que demuestra que «hay que incorporar nuevas medidas en la vida diaria».

Por otra parte, ha apuntado que este domingo hubo 24 ingresos en camas de hospitalización y, a finales de julio, los ingresos por día eran de tres a cinco, de manera que «se han multiplicado por cuatro».
Murga ha añadido que este domingo hubo siete ingresos en las UCI, de manera que «se ha batido récord».

La consejera ha señalado, por otro lado, que se están dando altas con menor tiempo de estancia porque se conoce «cómo tratar mejor» la enfermedad. En concreto, ha indicado que el tiempo que se precisa que una persona esté en UCI ha pasado de 23 ó 25 días en marzo a diez, quince o veinte días.

Cuestionada por si esta semana se anunciarán más restricciones, ha indicado que en ess periodo se tienen que valorar las adoptadas la semana pasada y, tras esa estimación, se deberá analizar «qué es necesario».

Por otro lado, ha afirmado que en marzo se consideraba que este tipo de infección se producía principalmente a través de las manos pero ha añadido que los aerosoles son gotitas de mucho menor tamaño que permiten estar en el ambiente, sobre todo, si no está aireada o ventilada una habitación.

«Y hoy, por cómo vemos que se están produciendo infecciones en locales cerrados y por la distancia que había entre la persona infectada y la persona que se infecta, sabemos que los aerosoles tienen importancia», ha apuntado.

Ante el llamamiento de reducir los relaciones sociales y que los niños no se junten entre ellos, ha asegurado que no se trata de «un confinamiento en casa», en todo caso, sería de «amistades, de relaciones, de proximidad». Murga ha indicado que se trata de crear una «burbuja» de contactos a la que se permita entrar a «personas convivientes o un círculo muy concreto», siempre «manteniendo distancia y seguridad».

VUELTA A LAS AULAS

Preguntada por si está en situación de volver a las aulas con el actual nivel de contagios, Murga ha destacado que la educación es una «parte esencial» y ha indicado que «hay muchos jóvenes que, si no acuden a formarse, puede tener consecuencias».

Murga cree que hay que hacer una «valoración global» y hay que tener en cuenta aspectos de salud, la conciliación, o cuestiones como los niños con dificultades de relación. A su juicio, hay que «buscar un punto de equilibrio para que, salvaguardando la salud, también salvaguardemos otros aspectos esenciales de que se necesitan mantener».

Respecto a si se pueden plantar un retraso en el inicio del curso, ha afirmado que deben valorar cómo se realiza la vuelta «con la mayor seguridad», pero cree que se está «todavía a tiempo de frenar la curva».

Murga ha apuntado que las medidas que se están adoptando en este momento «tienen repercusión en 5 u 8 días». «Lo que hacemos hoy, lo vamos a ver a primeros de septiembre», ha añadido.

Por otra parte, ha apuntado que septiembre será «un momento clave» y porque muchas personas volverán de vaaciones y regresarán a las ciudades, de manera que es «muy importante que no haya nuevos contactos» y, por tanto, evitar «relaciones nuevas, infecciones nuevas».

Sobre las acciones a adoptar en el caso de que se detecte un positivo o sospechoso en una clase, ha afirmado que hay que intentar que la actividad dentro de cada aula sea «ordenada» y que «los propios jóvenes conozcan las medidas para prevenir». Murga ha indicado que se sabe que una higiene de manos intensiva, en tres o cinco ocasiones, redude las infecciones y, junto a ello, el uso de la mascarilla.

Sobre la situación en la Atencion Primaria, ha afirmado que es una «de las claves» de esta pandemia y ha resaltado su trabajo y esfuerzo identificando las personas sospechosas y haciendo seguimientos.

Asimismo, ha destacado que Osakidetza ha pasado de 35 rastreadores a cerca de 300 en la actualidad y es un equipo que se va «adaptando en cifras, protocolo y coordinación» a las necesidades que se van dando.

Murga ha afirmado que el personal sanitario transmite «preocupación» porque conocen lo que ocurrió en marzo y «no quieren vivir una situación similar».

MESES DE BAJA INCIDENCIA

La consejera de Salud ha explicado, por otro lado, que durante los meses de baja incidencia de contagios, se han realizado operaciones programadas, cribados, consultas de crónicas y lo que no se puede hacer presencia, se está realizando vía telefónica.

COVID Y GRIPE

Sobre la convivencia del coronavirus y la gripe, ha indicado que la aparición de la gripe puede «dificultar el diagnóstico» de Covid-19, aunque ha apuntado que en los países del hemisferio Sur la gripe está teniendo «menor repercusión» que otros años debido al mayor lavado de manos, de la mascarilla y de más personas vacunadas.

Murga ha añadido que también se habla de una competencia entre ambos virus pero se conoce que son «capaces de convivir en las personas». «Es posible la coinfección, por lo tanto, invito a las personas con indicación a que se vacunen».

En relación a la vacuna, ha indicado que la inmunización es cada «uno mismo» porque la forma de evitar la transmisión es que se tomen unas medidas preventivas «cada uno». Murga ha señalado que sobre las vacunas que se están desarrollando, todavía «no hay ninguna que demuestre claramente la efectividad» y se sabrá en uno o dos meses.

Sobre si habrá problemas para el abastecimiento de medicamentos como el Remdesivir, ha manifestado que la petición de este tipo de fármacos es a nivel mundial y, por lo tanto, eso, «en ocasiones, puede ser complicado», pero ha precisado que los efectos de este fármaco son «para colectivos muy concretos, para las personas más graves».


Comparte/Partekatu

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *