Multimasking, la nueva tendencia de belleza llega a Euskadi

Comparte/Partekatu

Mientras que algunas tendencias de belleza parecen extremas o descabelladas, otras tienen mucho sentido. Este es el caso del multimasking. Aunque se ha dado a conocer como un fenómeno de Instagram en el que las influencers pintaban un bonito collage en su cara, lo cierto es que es una estrategia de lo más eficaz para lucir una piel de porcelana.

Como todas tendencias de belleza que vienen de Corea, el multimasking se ha hecho un hueco en nuestro país, y desde Euskadi queremos darle visibilidad debido a sus potentes resultados. ¿Todavía no sabes de lo que estamos hablando? Pues sigue leyendo.

¿QUÉ ES EL MULTIMASKING?

El término «multimasking» se refiere a una técnica que consiste en aplicar varias mascarillas en diferentes zonas de la cara al mismo tiempo. Normalmente elegimos una mascarilla dirigida a nuestras principales preocupaciones y nos la ponemos en todo el rostro, pero esta técnica se dirige a cada área de acuerdo con sus necesidades específicas, eligiendo el producto de cuidado adecuado.

En el modo multimasking, se aplican todas las máscaras elegidas al mismo tiempo. Por ejemplo: se aplica una mascarilla de arcilla o de carbón para purificar la nariz, la barbilla y la frente, una máscara hidratante en las mejillas y el cuello, y parches circulares suavizantes o antiojeras debajo de los ojos.

Si te paras a pensarlo tiene toda la lógica del mundo. En la mayoría de las pieles la zona T (que abarca la frente, la nariz y el mentón) suele ser más grasienta y propensa a los brillos y los puntos negros que el resto, que suele ser una piel más seca y opaca.

Pero si utilizas un producto con ácido salicílico para limpiar en profundidad los poros y evitar las imperfecciones, puede que tus mejillas se resientan al resultar demasiado fuerte, y acabe enrojecida e irritada. Por otro lado, si solo utilizas una mascarilla hidratante enriquecida con ácido hialurónico, para toda la cara, la zona más grasienta no quedará matificada ni libre de impurezas.

Y ¿qué hay de la piel que está alrededor de los ojos? Es una piel tan delicada que necesita mucho mimo y cuidado. Por supuesto, no le puedes poner una mascarilla exfoliante, ni una con ácido salicílico o con cualquier otro AHA. Las de arcilla tampoco le benefician, pues la dejan demasiado reseca. Lo mejor es optar por un producto que pueda hidratar a la vez que iluminar y disminuir las líneas finas suavemente. El retinol es un gran ingrediente para debajo del ojo, ya que ayuda a reducir las líneas finas y rpromueve la renovación celular.

Todos estos problemas se solucionan con el multimasking. Dependiendo de tu tipo de piel y problemas, es posible que sólo necesites dos máscaras o que necesites más.

LAS VENTAJAS DEL MULTIMASKING

Ángela Solar, responsable de Carmennieto.es nos explica que hay muchas razones para probar esta nueva tendencia que lleva años practicándose en Corea: «Cada piel es diferente y tiene unas necesidades específicas, incluso la dermis de la frente puede ser distinta a la de las mejillas, y con el multimasking podemos personalizar el cuidado de nuestro rostro zona a zona».

También nos ahorra tiempo y dinero, añade, ya que aplicar las mascarillas simultáneamente, en lugar de una tras otra permite optimizar el tiempo y los productos, evitando que expongamos nuestra piel a cuidados que no necesitamos. Por ejemplo, evita que apliquemos una mascarilla purificadora en una zona de la piel muy sensible que no requiere este tipo de cuidado.

Y permite cambiar fácilmente de tratamiento al cambiar de estación. Del mismo modo que cambias tus cremas y serums al pasar de invierno a primavera, o de verano a otoño, no olvides cambiar tu régimen de multimasking también. Porque en verano somos más propensos a los brillos, mientas que en invierno la piel seca toma el control.


Comparte/Partekatu

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.