Miles de vascos y navarros secundan la manifestación de apoyo contra la «injusta sentencia» del «Caso Altsasu»

Comparte/Partekatu

Los convocantes cifran en 60.000 los asistentes a una marcha convocada por Altsasu Gurasoak y Altsasukoak aske

Miles de personas, unas 60.000 han secundado este domingo por la mañana una multitudinaria manifestación por las calles de Alsasua para clamar contra la ‘injusta sentencia’ del denominado ‘Caso Altsasu’.

Los convocantes cifran en 60.000 los asistentes a una marcha convocada por Altsasu Gurasoak y Altsasukoak aske.

Como se recordará la Audiencia Nacional confirmó que recientemente las penas de cárcel de entre 2 y 13 años para los jóvenes de Alsasua condenados por la agresión a dos guardias civiles y sus parejas en octubre de 2016.

Según han señalado en un comunicado tras la marcha “Esto no es Justicia. No es Justicia porque no ha habido neutralidad ni rigor en la instrucción del caso. Porque la parte acusatoria, es decir, el cuerpo de la Guardia Civil ha sido la que ha realizado la investigación del caso durante la instrucción apartando a la Policía Foral. Ha 
sido la Guardia Civil la que ha cobijado bajo su sombra a las jueces que han instruido y han juzgado este caso. De los siete jueces que han participado en este caso, cuatro han sido condecorados por la Guardia Civil. Dónde ha quedado la neutralidad y la imparcialidad de la 
Justicia? ¿Dónde quedaron la balanza y la venda? No es Justicia porque se sirvieron de la artimaña del delito de terrorismo para hurtar el caso a la Audiencia Provincial de Navarra. No es Justicia porque hasta el último día del Juicio no permitió la presentación de un video que 
demuestra la inverosimilitud del relato en que se sustenta esa sentencia. No es Justicia porque no se ha garantizado el derecho a una defensa efectiva. No es Justicia porque se ha manoseado y retorcido el Derecho para elevar penas al máximo utilizando agravantes que no corresponden”. 

“No es Justicia, porque no se ha respetado la presunción de inocencia, y la sentencia se permite el lujo de usar hipotéticos para inculpar en lugar de demostrarlo. No es Justicia, porque no se han tenido en cuenta ni se han valorado las pruebas y los numerosos testigos que la defensa ha 
aportado. No es Justicia porque la pena impuesta no resiste un análisis comparativo con casos similares o más graves, como los 9. 571 casos de atentados a la autoridad que ocurrieron en el mismo año 2016. No es Justicia que se impongan 72 años de cárcel por un tobillo roto. No es 
Justicia porque se están extralimitando con la prisión provisional. No es Justicia, y aún y todo tres de nuestros hijos llevan más de dos años y cuatro meses en la cárcel y otros cuatro desde el pasado junio”.

“Estamos asistiendo a la vulneración de derechos humanos fundamentales. El derecho a la presunción de inocencia. El derecho a un juicio justo e imparcial. EI derecho a las garantías necesarias para la defensa. El derecho a la libertad. EI derecho a la proporcionalidad en las 
penas. Son derechos consagrados en los tratados internacionales, en el derecho procesal, y en las leyes de mayor rango. Y a pesar de ello, las instituciones que deberían velar por esos derechos, las instituciones que deberían protegernos son las que agreden, retuercen y atropellan en un auténtico ejercicio de abuso de poder”, han dicho. 


Comparte/Partekatu

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *