Los equipos vascos votan a favor de la entrada de CVC salvo el Athletic Club

Comparte/Partekatu

El fondo CVC inyectará unos 2000 millones de euros a los equipos adheridos al acuerdo, a cambio de un porcentaje de los derechos televisivos.

La Asamblea de LaLiga ha ratificado el apoyo al proyecto de LaLiga Impulso, que ya contaba con la aprobación por unanimidad de la Comisión Delegada de la institución, en una reunión que ha contado con representación de todos los Clubes miembros, los cuales han podido expresar, ejerciendo secreta y democráticamente su derecho al voto, su postura ante el proyecto.

A través de este acuerdo estratégico CVC se convierte en un socio industrial de LaLiga y sus Clubes con el objetivo de impulsar su crecimiento global, continuando la transformación hacia una compañía global de entretenimiento digital. LaLiga mantendrá intactas sus competencias deportivas y de organización y gestión de la comercialización de los derechos audiovisuales.

Se trata de un hito sin precedentes a nivel mundial, que supone el mayor impulso de la historia al fútbol español al permitirle acometer, de la mano de un socio estratégico e industrial de referencia internacional y con un planteamiento a largo plazo, un ambicioso plan de inversión en LaLiga, que permitirá dotar a los Clubes de recursos para mejorar la competición y la experiencia de los aficionados, con el objetivo de acelerar su crecimiento y convertir a LaLiga en el mejor espectáculo deportivo del mundo en el medio plazo.

Con 38 Clubes a favor de los 32 necesarios, el proyecto queda aprobado por el órgano competente de LaLiga y permite seguir adelante con el ambicioso plan de inversión que supondrá un impulso a la profesionalización de los Clubes y aportará una competición más atractiva, con mejores instalaciones, mejores jugadores y mejor experiencia de aficionado. Todo ello soportado por un modelo de competición que será más digital, más enfocado a la generación y análisis del dato y más internacional. Los clubes que han votado en contra son el Real Madrid, el Barcelona, el Athletic Club y el Oviedo.

El acuerdo integrará a los clubes que han aprobado la operación, que recibirán hasta un máximo de 2667,5 millones de euros. Estos Clubes se comprometen a destinar el 70% de los recursos que reciban en el marco de este proyecto a inversiones vinculadas a su desarrollo tanto en infraestructuras como en innovación tecnológica, pudiendo disponer de hasta un 15% adicional para la inscripción de jugadores y el otro 15% para la reestructuración de su deuda financiera. El fondo CVC se quedará con un porcentaje de los beneficios televisivos y es un plan previsto a 50 años vista.

El capital invertido en LaLiga Impulso se concentrará directamente en un 90% en los Clubes, pero también habrá un porcentaje destinado a otros estamentos del deporte y del fútbol español. Se trata, por tanto, de un acuerdo estratégico integrador, equitativo y democrático, que no solo blinda la viabilidad económica de todos los Clubes del fútbol español, sino que les abre un nuevo presente y futuro al permitirles avanzar en su desarrollo y transformación una década.

En palabras de Javier Tebas, presidente de LaLiga, “estamos convencidos de que LaLiga Impulso es la respuesta a los desafíos que tenemos que enfrentar en el medio y largo plazo. Es un acuerdo estratégico que va a dotar a nuestros Clubes de mayor capacidad, va a transformar su modelo de gestión y va a permitirnos tener una competición mucho más atractiva. Es el impulso necesario para convertir LaLiga en una empresa global de entretenimiento digital poseedora de la competición de fútbol más atractiva del mundo”.

De los equipos vascos en primera división y el Eibar (todavía miembro de la asamblea pese a bajar a segunda división) solo se ha descolgado el Athletic Club que ve el acuerdo como “arriesgado” y planeado en muy poco tiempo para las características del acuerdo. El club bilbaíno declaró lo siguiente en su web: “El préstamo condicionaría económicamente la capacidad de maniobra de los clubes para Consejos y, en nuestro caso, Juntas Directivas futuras, al tener obligaciones de reintegros durante 40 años y de reparto de nuestros futuros derechos e ingresos a 50”.


Comparte/Partekatu

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *