Euskadi Capital

Las soleras de hormigón y elección de las fibras adecuadas

Comparte/Partekatu

Cada día se utilizan más las fibras para sustituir los mallazos en la construcción de soleras. Pero es vital diferenciar entre las fibras micro (cortas, hasta 20 mm) y largas (de 21 a 60 mm), ya que cada una cumple una función totalmente diferente. No compiten entre ellas. Lo que es capaz de aportar una, no lo es capaz de aportar la otra.

Las microfibras de vidrio AR Fibratec V12-AM sustituyen los mallazos calzados colocados en el tercio superior de las soleras y losas, mientras que las macrofibras sintéticas Barchip MQ58 (u otras macrofibras) sustituyen al mallazo colocado en el tercio inferior de la losa donde iría tradicionalmente un doble mallazo. 

¿Pero cómo saber cuál hay que utilizar en cada obra?

La respuesta es: realizando un cálculo de tensiones Westergaard. Fibratec ha desarrollado un cálculo online que permite saber si una solera se puede construir con solo 2 o 3 kg de microfibra de vidrio AR modelo V12-AM o no, en solo 15 segundos.

Los resultados del cálculo online no son válidos para otras fibras de vidrio ni de polipropileno, ya que los ensayos que arrojan los resultados de cargas soportables por la solera se han calculado en base en los ensayos con la fibra Fibratec V12-AM y es que hay enormes diferencias que hacen que las fibras se comporten de forma muy diferente. Por ejemplo, las microfibras de Fibratec AR fabricadas en Japón con 13 mm de longitud y se mantienen sin deteriorarse gracias a un adhesivo que las protegen del desgaste del machaqueo dentro de la cuba (H950) durante el tiempo de mezclado que ronda los 6-7 minutos a diferencia de otras fibras de vidrio que se destruyen en pocos segundos. (Fibratec aguanta de hecho varios minutos adicionales)

Las microfibras plásticas (polipropileno) no pueden usar este cálculo online, ya que tienen una resistencia a rotura de menos de 300N, comparadas con los 1620N de Fibratec. Por otra parte, Fibratec V12-AM se reparte de forma homogénea por toda la masa del hormigón debido a la similitud de su peso específico al del hormigón (2,68 y 2,45 respectivamente). Esto no sucede con las microfibras sintéticas (polipropileno), cuyo peso específico es de 0,9g/cm3, por lo que solo se queda en la zona superficial, dejando desagradables pelos en la superficie de la solera.

Para acceder a esta herramienta poderosa y gratuita, hay que visitar la página web de Fibratec y registrarse en el menú “cálculo de dosificación” y después seleccionar “Cálculo online”. A partir de ese momento, el usuario podrá calcular el espesor de la solera en función de las cargas que tenga que soportar, siempre con la adición de 2 o 3 kg de Fibratec V12-AM directamente en la cuba del camión y sin mallazos.


Comparte/Partekatu

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *