Las reglas para un buen sistema de sonido en una iglesia

Comparte/Partekatu

La megafonía para iglesia se ha convertido en toda una disciplina de la ingeniería de sonido debido a su complejidad particular. Buena parte de los retos de un buen sonido para los sitios de culto proviene de las características arquitectónicas del lugar. Los diseños suelen tomar más en cuenta los aspectos religiosos y estéticos que la acústica.

La firma especializada Belltron que diseña, fabrica y comercializa productos electrónicos para iglesias, y quien, a lo largo su trayectoria, ha recibido testimonios de sacerdotes que han tenido dificultades para encontrar el sistema de sonido más adecuado, es consciente de este problema.

Las reglas de oro para un buen sonido de iglesia

Como expertos en el tema, los ingenieros de la firma Belltron indican que la primera regla debe ser la elección adecuada de los componentes. Explican que un sistema de sonido está conformado por varios elementos que deben complementarse entre sí. Para facilitar la compatibilidad en su funcionamiento, la empresa recomienda decidirse por una sola marca.

La segunda regla en su lista es la evaluación previa del lugar donde se va a instalar el sistema de sonido. Para escoger las columnas sonoras adecuadas hay que tomar en cuenta factores como altura, superficie, materiales de construcción, cantidad de puertas o ventanas, así como la capacidad. Hay que utilizar esa información para decidir el posicionamiento de los altavoces.

Con relación al tema de los amplificadores, la tercera regla dicta que es fundamental elegir unidades con mezclador y anti-feedback para evitar distorsiones e interferencias en el sonido. Finalmente, la cuarta regla de oro es dejar la tarea de la instalación de estos sistemas en manos de profesionales especializados. No hacerlo supone riesgos para los equipos y, en el mejor de los casos, una subutilización de los mismos.

El buen sonido es fundamental para el éxito de una homilía

Un error muy común que cometen los encargados de la instalación de sistemas de sonidos en las iglesias tiene que ver con la cantidad de altavoces. Los especialistas del Belltron advierten que muchas veces se decide la cantidad de parlantes por el tamaño del edificio y eso no siempre funciona. En este tipo de construcciones, la ubicación de los altavoces cuenta mucho más.

Hay otros dos aspectos que son importantes en la megafonía para iglesia. El primero es un sistema estable que dependerá de la correcta distribución de los elementos. Por ejemplo, hay que colocar adecuadamente los micrófonos con respecto a los altavoces. El segundo aspecto es una adecuada ecualización, que implica ajustar el desempeño de los equipos en función de las características de la iglesia.

Los expertos de Belltron advierten que el buen sonido de una iglesia es esencial para el éxito de la homilía o cualquier otro acto litúrgico. Más que elegir marcas de audio muy conocidas y caras, lo primordial debe ser analizar las prestaciones y características. El mercado de equipos de sonido es tan diverso que hay que analizar muy bien para elegir el sistema más adecuado.


Comparte/Partekatu

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *