Las ‘no fiestas’ de Vitoria-Gasteiz: el alcalde pide sanciones “importantes” a los “irresponsables”

Comparte/Partekatu

El alcalde de Vitoria-Gasteiz, Gorka Urtaran, ha pedido este lunes responsabilidad a los ciudadanos ante el coronavirus, en vísperas de las ‘no fiestas’ de la capital alavesa, y ha reclamado que se impongan sanciones “importantes” a “los irresponsables” que incumplen las medidas de seguridad. “Que les toquen bien el bolsillo”, ha enfatizado.

Urtaran ha mostrado su preocupación por la evolución de los datos de la pandemia y ha apelado a ser responsables porque “esta ciudad sabe, desgraciadamente, lo que es una transmisión comunitaria” del coronavirus.

El regidor de Vitoria no ha ocultado su malestar porque este lunes de madrugada se haya tenido que intervenir en una fiesta ilegal de una discoteca, en horario prohibido, y en cuyas inmediaciones se produjo una pelea.

“Espero que a esos irresponsables les toquen bien el bolsillo y se arrepientan de lo que han hecho, no solo por una cuestión sanitaria, sino también económica, y que la sanción sea lo suficientemente importante para que se les quiten las ganas de volver a reunirse de esta manera tan irresponsable”, ha apuntado.

Gorka Urtaran ha asegurado que la mayoría de los ciudadanos se comporta “de forma ejemplar”, aunque ha reconocido que se han incrementado el incumplimiento de las normas sanitarias.

El alcalde ha anunciado, en vísperas de las Fiesta de la Blanca, el aumento del control policial en las calles de la capital alavesa. En concreto, la Policía Local y la Ertzaintza establecerán 13 puntos de control en la zona de la Plaza de la Virgen Blanca y su entorno durante la tarde de mañana, 4 de agosto, dentro de un dispositivo especial organizado para restringir el acceso a estos espacios, donde tradicionalmente se celebra el Txupinazo, un acto que se ha suspendido por la pandemia.

Este martes, de 16.30 a 19.00 horas, se establecerán medidas de restricción de acceso en las calles Prado, Diputación, Herrería, Zapatería, Correría, Mateo Moraza, Dato, Postas, Lehendakari Agirre, las plazas General Loma y Matxete. Tampoco se podrá acceder a la balconada de San Miguel ni a ésta desde Los Arquillos, para garantizar que se acotan las plazas de la Virgen Blanca y España.

“Nuestro objetivo principal es evitar aglomeraciones. Estamos ante un asunto de salud pública. El coronavirus nos ha obligado a suspender las fiestas de la Virgen Blanca. Pedimos un ejercicio de responsabilidad a todos los vitorianos y vitorianas. Este año no toca”, ha apuntado la concejala de Seguridad Ciudadana, Marian Gutiérrez.

Dentro del área restringida, se permitirá la circulación de autobuses, taxis, vehículos de emergencia y vehículos con autorización de acceso y la salida de garajes, así como los accesos y salidas peatonales de las personas que tengan su domicilio en la zona afectada.

Las personas que se encuentren en establecimientos hosteleros podrán salir de ellos cuando lo deseen, siguiendo siempre las indicaciones de los agentes. Estos locales públicos no podrán colocar veladores en la vía pública desde las 16.30 a las 19.00 horas.

Con independencia de la zona acotada, la Policía Local y la Ertzaintza pondrán en marcha un dispositivo preventivo en los alrededores de las zonas clave de la ciudad para evitar aglomeraciones y ‘botellones’. También se controlará el uso de la mascarilla para evitar la propagación del coronavirus. Esta vigilancia se mantendrá hasta el día 9, a pesar de que este año no se celebre La Blanca.

BALCONADA

Por otro lado, el miércoles se controlará el paso a la balconada de San Miguel desde las 8.00 horas hasta las 15.00 horas para evitar la aglomeración de personas ante iniciativas particulares o de grupos que deseen realizar de forma espontánea una ofrenda floral ante la imagen de la Virgen Blanca.

La visita deberá realizarse en grupos de máximo 10 personas desde la Virgen Blanca, con mascarilla y abandonando la balconada por la Plaza del Matxete, siempre atendiendo las indicaciones de la Policía Local. En el caso de que haya una concentración de grupos excesiva, el tiempo máximo de estancia en la Balconada será de 7 minutos.

El 9 de agosto, fecha habitual de la Subida de Celedón, que este año tampoco se celebrará, los agentes preparan otro dispositivo para acotar la zona desde las 23.00 horas y hasta la 01.30 horas, con medidas de restricción de acceso y paso a la plaza de la Virgen Blanca.

“ESTE AÑO NO TOCA”

Asimismo, los protagonistas de la campaña ‘Este año no toca’, desarrollada por el Ayuntamiento de Vitoria-Gasteiz y la Fundación Vital para hacer un llamamiento a la concienciación y evitar las concentraciones de personas durante los próximos días, han coincidido en pedir a la ciudadanía que guarde “todas las fuerzas” para las fiestas de 2021 y este año las celebren en casa.

En el acto, celebrado en la escultura vegetal en la plaza de la Virgen Blanca, han participado el alcalde, Gorka Urtaran; la concejala de Cultura, Estibaliz Canto; el presidente de la Fundación Vital, Jon Urresti; la médica Lorena Garro, el enfermero Joel Andujar, el miembro de la Cofradía de la Virgen Blanca Luis Tamayo, Edurne neska txiki (Maite Salazar) y Celedón (Gorka Ortiz de Urbina). Todos ellos han insistido en pedir que en los próximos días se extremen las medidas de seguridad.

Garro ha incidido en la importancia de usar la mascarilla, lavarse frecuentemente las manos y mantener la distancia social. Por su parte, Andujar ha señalado que, al “igual que somos un ejemplo cuando celebramos las fiestas, este año tenemos que serlo en el cumplimiento de las medidas de seguridad para que el virus no se extienda”. “No podemos olvidarnos de las víctimas, de lo que se ha vivido en los hospitales ni del tiempo que hemos estado encerrados en casa”, ha apuntado.

Por su parte, el representante de la Cofradía ha señalado que toda la ciudadanía siente no poder celebrar las fiestas, pero no se puede “correr riesgos”. “Debemos ser responsables y cuidarnos para poder cuidar”, ha manifestado.

Por su parte, Edurne neska txiki ha incidido en que este año hay que celebrar las fiestas “de otro modo, en el corazón y en casa”. Además, ha pedido a la ciudadanía que no se entristezca por ello y ha animado a celebrarlo en 2021 “con más ganas”.

Asimismo, Celedón ha indicado que todos los años pide a los gasteiztarras que le echen “un capote para pasar la plaza el día 4 a las 6 de la tarde” y este año les solicita que piensen “más en los demás” que en sí mismos. “Es muy importante que el año que viene no falte nadie a las fiestas y, para ello, tenemos que cuidarnos este”, ha advertido.

El alcalde ha subrayado la importancia de la concienciación, mientras que el presidente de la Fundación Vital ha destacado que el éxito de este mensaje depende de cada persona. “Es responsabilidad nuestra y tenemos que pensar que ya solo quedan 366 días para las fiestas del año que viene”, ha concluido.

Este lunes por la mañana se ha instalado en la balconada de San Miguel una pancarta con el lema ‘Aurten ez-Este año no toca’, que permanecerá instalada hasta el día 10 de agosto a modo de recordatorio para todas las personas que pasen por la plaza de la Virgen Blanca.


Comparte/Partekatu

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *