Lanbide da un salto tecnológico de cinco años por efecto de la crisis sanitaria del covid-19

Beatriz Artolazabal
Comparte/Partekatu

  • La consejera de Empleo y Políticas Sociales anuncia que Lanbide reiniciará el 1 de junio su labor presencial en las oficinas con cita previa
  • “Vamos a aprovechar este impulso a las líneas telemáticas para agilizar gestiones y mejorar la atención personalizada”, ha señalado Beatriz Artolazabal

El servicio vasco de Empleo-Lanbide ha dado un salto tecnológico de cinco años en su proceso de modernización. La obligatoriedad de adaptar toda su atención presencial a la vía telemática por la crisis sanitaria ha impulsado de manera notable su proceso de modernización, alcanzando unos objetivos que estaban previstos para dentro de unos cinco años.

Así lo ha desvelado la consejera de Empleo y Políticas Sociales en una entrevista concedida esta mañana a Onda Vasca.

Beatriz Artolazabal ha destacado que Lanbide ha sabido estar a la altura en su readaptación a la atención a las personas usuarias. “Ello no quiere decir que no volvamos a la atención presencial, ni mucho menos. Estamos terminando de ajustar en nuestras 43 oficinas las medidas de seguridad para que esa atención cumpla con todas las directrices sanitarias. Y seguimos con el 1 de junio como horizonte para la reapertura que será, en todo caso, con cita previa”, ha subrayado. CORTE 36 52

Un regreso a la atención presencial para el que también se va a aprovechar el impulso de las líneas telemáticas a fin de agilizar gestiones y dedicar los esfuerzos en ofrecer el mejor servicio posible. “Todo lo que sean trámites que se puedan hacer telemáticamente dejarán hueco y tiempo para atender mejor a las personas”, ha dicho la consejera Artolazabal.

Sobre el futuro económico y laboral, la consejera ha subrayado su preocupación por las importantes consecuencias que va a tener el efecto de la crisis del Covid-19. “Veremos la evolución de los datos de mayo. Sabemos que es una situación compleja y tenemos muchas incertidumbres. Somos conscientes de que 2020 no va a ser un año bueno, con lo que todos debemos de poner nuestra mejor disposición para salir adelante”, ha indicado.

Con respecto a la renta mínima vital que quiere impulsar el Gobierno español, la consejera ha insistido en que el Ejecutivo vasco sigue a la espera de conocer finalmente en qué términos se producirá su aprobación y cuál será su afección con la actual Renta de Garantía de Ingresos vasca.

“Con nuestra Renta de Garantía de Ingresos damos protección a las personas de mayor vulnerabilidad. Nosotros lo que estamos pidiendo es que la iniciativa que quiere lanzar el gobierno español sea complementaria, compatibles con nuestra RGI y respetuoso a nivel competencial. Creo que es una medida buena, aunque me temo que tengan demasiada prisa. A nosotros nos avalan muchos años de gestión y sabemos lo que cuesta consolidar un modelo eficiente de estas características”, ha concluido la consejera Artolazabal.


Comparte/Partekatu

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *