La vendimia de uva blanca podría comenzar en 7 días y la de variedades tintas en dos semanas

Comparte/Partekatu

La Casa del Vino continúa supervisando de manera continua los viñedos de Rioja Alavesa y de Ayala, con una mayor intensidad en las fechas más cercanas a la recogida. En ese sentido, los técnicos forales prevén que en poco más de una semana empiece la recogida de las variedades de uva blanca, mientras que habrá que esperar hasta la tercera semana de septiembre para que arranque la vendimia de uva tinta.

“Durante la última quincena de agosto y estos primeros días de septiembre las temperaturas diurnas se han mantenido en valores normales, con algunas jornadas frías para la época principalmente al final de mes. Las noches en su gran mayoría han sido frescas lo cual es muy beneficioso para la correcta maduración del viñedo”, explican desde la Casa del Vino, “las temperaturas bajas para esta época, el contraste de las mismas entre el día y la noche, la disponibilidad suficiente de agua y la elevada iluminación, en el periodo considerado de finalización del envero, han permitido que la evolución de los compuestos fenólicos haya sido muy favorable, ralentizando el fenómeno madurativo, favoreciendo además la uniformidad entre viñedos”.

Variedades como Tempranillo Blanco, Sauvignon Blanc y Chardonnay están en condiciones para la realización inmediata de la vendimia. La variedad principal de uva blanca, la viura, estará lista para vendimiar en la mayoría de parajes en una semana o diez días. En lo que al Tempranillo Tinto se refiere, variedad mayoritaria de Rioja Alavesa con más del 90% de la superficie, se prevé que las labores de recolección se inicien a partir de la tercera semana de septiembre. Las fechas indicadas estarán lógicamente condicionadas, además de por la altitud, orientación, carga, etc. por los daños por granizo y efectos del mildiu. El estado sanitario del viñedo es bueno al igual que el vegetativo.

En este sentido los dos o tres chubascos de carácter tormentoso, con diferente intensidad, que durante las últimas semanas se han producido a lo largo de la comarca riojana alavesa, han sido en general favorables. “En lo referente a la calidad de la vendimia, si no ocurren siniestros imprevistos, será en general buena y, como siempre, muy ligada a los rendimientos.

En la mayoría de viñedos los granos están sueltos, con racimos alargados pero de poco tamaño. Los análisis de las muestras de uva recogidas hasta el momento en el estudio de maduración muestran un buen equilibrio entre los diferentes parámetros enológicos”, explican desde el servicio de Viticultura de la Diputación Foral de Álava. “A su vez, los rendimientos dependerán de las afecciones que este año han incidido en buena parte de Rioja Alavesa. Nos referimos a los pedriscos, problemas de cuajado y ataque intenso de mildiu. En los viñedos no afectados por estos accidentes o enfermedad los rendimientos serán en general buenos, mientras que en otros, en los que el año ha sido especialmente complicado, algunas explotaciones verán mermada la cosecha”. Situación actual Arabako Txakolina En el área de Arabako Txakolina después de un año seco pero con lluvias periódicas que han mantenido el desarrollo vegetativo, la viña llegaba al mes de agosto con síntomas de estrés por falta de agua. Varios días de tormenta con ligeras precipitaciones han llegado en un momento muy conveniente para la culminación del ciclo madurativo y ligero engrosamiento del grano. Al igual que en Rioja Alavesa, el viñedo alcanza estos días la última fase de maduración, con un adelanto respecto a un año normal de una semana o diez días. Se prevé se inicie la vendimia de variedades como Chardonnay o Riesling al final de la segunda semana de septiembre.

La variedad principal de la D.O., Ondarribi Zuri, iniciará su vendimia sobre la tercera semana de septiembre, mientras que la Petit Courvu comenzará algún día más tarde. El estado sanitario del viñedo es excelente con rendimientos equilibrados. Se espera esta sea una gran cosecha, en línea de lo que fue la anterior, bajo el punto de vista cualitativo. El Servicio de Viticultura y Enología ha iniciado esta semana los controles previos al seguimiento de maduración que se realizan cada año para orientar a viticultores y bodegas sobre la fecha y condiciones de la vendimia.  


Comparte/Partekatu

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *