Comparte/Partekatu

Markel Olano ha mantenido un encuentro con las nuevas investigadoras e investigadores del programa impulsado por la Diputación

La red de I+D+i de Gipuzkoa sumará este año cinco nuevas investigadoras e investigadores de alto nivel de la mano del programa de la Diputación Foral Fellows Gipuzkoa. Cuya convocatoria se ha resuelto recientemente. El diputado general Markel Olano y el diputado de Promoción Económica Imanol Lasa han recibido a las nuevas incorporaciones de Fellows y a los y las representantes de sus respectivos centros, en un encuentro de trabajo en el que han podido conocer de primera mano el contenido de los proyectos que van a desarrollar, y en el que Olano ha destacado la importancia de mantener la apuesta por el talento y la I+D+i en el territorio. “La pandemia ha puesto de relieve la urgencia de este reto a nivel sanitario, pero también para generar y transferir conocimiento avanzado que repercuta en la competitividad de nuestro tejido empresarial y la creación de nuevas actividades económicas y empleo de calidad. Es un factor clave para la recuperación económica”, ha afirmado.

La Diputación destinará durante este año y el próximo 465.695 euros a este programa que tiene como objetivo incorporar personal con formación post-doctoral en grupos de investigación de relevancia internacional, a grupos de investigación guipuzcoanos, elevando su nivel científico. Consta de dos actuaciones: la atracción de talento, que busca que estos investigadores e investigadoras se integren en centros guipuzcoanos de la Red vasca de Ciencia, Tecnología e Innovación; y la retención de talento, que busca apoyar a estos centros para mantenerlos en sus equipos durante un plazo de tres años. Se financia el 100% de los gastos de contratación del primer año de la persona investigadora, el 80% de esos gastos del segundo año de contratación, y el 70% de los gastos del tercer año, posibilitandoasí que los centros pueden seguir realizando los trabajos de investigación por un periodo más largo.

La institución foral ha mantenido la dotación económica del programa, para seguir apoyando al personal investigador que se acogió a este programa en la convocatoria anterior y atraer nuevo talento. Estas son las nuevas investigadoras e investigadores que se incorporan este año, y sus proyectos, a quienes se sumará una quinta persona investigadora que está todavía pendiente de resolución administrativa:

Pablo Aguado-Puente – CIC Nanogune: Su proyecto tiene como objetivo investigar propiedades estructurales y electrónicas en semiconductores de tipo IV y VI. Se completará en tres años, en tres paquetes de trabajo: simulaciones desde primeros principios de materiales en volumen bidimensionales, desarrollo de modelos de segundos principios; ferroelectricidad y termoelectricidad con cálculos de segundos principios; e interfases y superredes. Estos semiconductores poseen unas propiedades que pueden tener impacto en el desarrollo de nuevas tecnologías para el diseño de dispositivos electrónicos más capaces y eficientes. Podrían ser candidatos para la búsqueda de soluciones a los problemas de consumo de energía y gestión del calor en dispositivos electrónicos.

Amaia Carrión – BCBL: Persigue entender en profundidad la relación entre genes y la habilidad lectora, integrando para ello datos conductuales, de neuroimagen y genéticos en procesos automatizados que sean escalables a bases de datos de miles de personas. Se abordará en tres años a través de 4 subproyectos: identificación de marcadores neurobiológicos de la lectura; modelaje de medidas de lectura conductuales y cognitivas; neuroimagen genética de la lectura; y, traslado al ámbito educativo. Se orienta a paliar las dificultades que muchos de los niños y niñas tiene para aprender a leer, definiendo subgrupos y desarrollando pautas de refuerzo educativo para cada uno. A largo plazo se podrían desarrollar herramientas para adecuar la educación y el proceso de aprendizaje de la lectura a la realidad biológica de cada niño, y buscar la identificación precoz de posibles problemas de lectura y el desarrollo de programas de intervención temprana para estos grupos de riesgo

Irune Villaluenga – Polymat: Su proyecto “Novel Hybrid Macromolecules for Battery Energy Storage” tiene como objetivo el desarrollo de materiales para su aplicación en nuevas baterías híbridas (electrolitos y electrodos). El trabajo se desarrollará en tres años en cuatro tareas: diseño, síntesis y caracterización de los nuevos materiales de baterías híbridas; control de la morfología a nanoescala: efecto en el transporte y en las propiedades mecánicas; ensamblaje y test de las nuevas baterías; y modelización para predecir su funcionamiento y optimizar su diseño.

Idoia Ochoa – Tecnun: Trabajará en la integración de datos multi-óhmicos y su aplicación a muestras hematológicas malignas.  Tiene como objetivo diseñar métodos novedosos para la fusión de datos multi-óhmicos, para entender así el subespacio latente de un tejido determinado o de un conjunto de tejidos. Una aplicación sería la identificación de biomarcadores específicos a una enfermedad, por ejemplo comparando los datos de las células tumorales y las inmunes. Se aplicará a tres grupos de tumores malignos hematológicos. El proyecto se realizará en tres años y en tres objetivos: desarrollar metodología para perfilar conjuntamente conjuntos de datos pertenecientes a un mismo tejido; extender los métodos al caso de conjuntos de datos pertenecientes a distintos tejidos; y validación de los métodos compuestos en muestras de pacientes con tumores hematológicos.

Además, permanecerán acogidos al programa continuando su labor investigadora Beatriz Martín-García (CIC Nanogune, segundo año), Karin García (EHU-UPV, tercer año), Sonia Alonso (Biodonostia, segundo año), Connie Ocando (BERC Polymat, segundo año), Carlos Sánchez (CIC Biomagune, tercer año), Iván Ramos (CIC Biomagune, segundo año), y Óscar Ferreira (CIC Biomagune, segundo año). Entre los proyectos que trabajan están la valorización de residuos de la biomasa vegetal mediante el desarrollo de nuevos materiales poliméricos funcionales e inteligentes, la generación nuevos nano-materiales bio-activos, el diseño de materiales más efectivos para aplicaciones biomédicas, o el estudio de la capacidad regenerativa de las células madre del músculo en la Esclerosis Lateral Amiotrófica (ELA). Desde el año 2000 se ha apoyado la incorporación a Gipuzkoa de 41 investigadores e investigadoras. 

El Diputado General ha destacado que este trabajo está “muy alineado” con las apuestas estratégicas de futuro de Gipuzkoa en torno a ámbitos como el biosanitario la movilidad y el almacenamiento de energía, y ha puesto en valor el trabajo del “ecosistema” ligado a la investigación del territorio. “Fruto de una apuesta compartida y sostenida durante años, tenemos start ups, empresas, universidades y centros de investigación referenciales que se han volcado para hacer frente a una situación tan dura como la actual con el Covid-19, desarrollando material de asistencia, y sistemas de diagnóstico y monitorización punteros. Y van a ser también fundamentales para superar cuanto antes la crisis y seguir dando pasos hacía una economía avanzada. Salud y economía son las dos caras de nuestro bienestar, presente y futuro. Reforzar la excelencia de nuestro ecosistema científico de investigación ahonda en ese objetivo colectivo”, ha finalizado.


Comparte/Partekatu

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *