Comparte/Partekatu

A pesar de las malas condiciones socio-sanitarias de la mercancía, esta iba a ser repartida en una pescadería

En un remolque para perros y a una temperatura que alcanzaba los 16 grados. Así es como se ha encontrado la Policía Local de Vitoria 120 kilos de bonito ¿fresco?. Una mercancía que iba a ser depositada en una pescadería del mercado del Ensanche.

Afortunadamente fue localizada antes, cuando los agentes iban a poner una multa a dicho vehículo por encontrarse en una zona de carga y descarga. Gracias al fuerte olor a pescado, iniciaron un registro exhaustivo de la furgoneta y, cual fue su sorpresa, al encontrase con dicho alimento en esas condiciones pésimas y peligrosas para la salud humana.

Inmediatamente el producto ha sido incautado y se ha solicitado la presencia de personal veterinario. La conclusión, que se había roto la cadena de frío y que el material estaba en unas condiciones sanitarias muy deficientes. Algo muy peligroso para el ser humano.

En consecuencia, se ha procedido a tramitar la correspondiente denuncia y la sanción que deberán abonar los implicados.


Comparte/Partekatu

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *