La Justicia da “carpetazo” y archiva las denuncias contra las pistas de Aralar

Comparte/Partekatu

La portavoz foral, Eider Mendoza, ha criticado que el proceso se haya llevado a cabo por la vía penal y rechaza “esta forma de hacer política”

El Juzgado de 1ª Instancia e Instrucción nº3 de Tolosa ha declarado firme la resolución dictada el pasado 26 de abril, que desestimaba y archivaba las actuaciones relativas a las denuncias interpuestas por las asociaciones Eguzki y Landarlan contra las obras de acondicionamiento para vehículos de la pista entre Enirio e Igaratza, en Aralar. La portavoz de la Diputación Foral de Gipuzkoa, Eider Mendoza, ha explicado que la decisión judicial supone dar “carpetazo” al asunto, y viene a confirmar una vez más que en todo lo relativo a las pistas de Aralar “se ha actuado cumpliendo con todos los requisitos legales y con todas las normas vigentes en materia de protección de espacios naturales”.

          La responsable foral se ha mostrado muy crítica con las formas con las que la parte denunciante ha llevado el proceso judicial. “El haber optado por la vía penal denota una intencionalidad manifiesta, una forma de hacer política que no compartimos y que rechazamos de plano”, ha dicho. En este sentido, ha defendido que “las decisiones que se adoptan de forma democrática, con el consenso de todas las instituciones y agentes implicados, con total transparencia y respeto de la legalidad, y con el bien común como único objetivo, no pueden ser judicializadas e instrumentalizadas con fines exclusivamente políticos, ensuciando el nombre de personas con acusaciones injustas, infundadas y absolutamente desproporcionadas”.

Así, la portavoz foral ha mostrado su apoyo y ha defendido el “trabajo intachable” de las y los cargos públicos enjuiciados en esta causa, entre quienes se encontraban el diputado foral de Medio Ambiente y Obras Hidráulicas, José Ignacio Asensio; la directora de Montes y Medio Natural, Arantxa Ariztimuño; y la directora de Medio Ambiente, Mónica Pedreira, junto con cargos responsables de la Mancomunidad de Enirio Aralar. “Se ha intentado poner en entredicho su trabajo, pero los intentos de judicializar esta cuestión han resultado todos estériles”, ha criticado Mendoza.

El cierre de la causa relativa a la pista entre Enirio e Igaratza es el segundo relacionado con las pistas de Aralar, ya que durante el pasado mes de abril el mismo Juzgado ordenó también el archivo de la denuncia interpuesta contra los trabajos de la realización de la pista hasta la manga del Saltarri. En ambos casos, el juzgado ha desestimado los argumentos utilizados por las asociaciones Eguzki y Landarlan. Por ello, ha pedido a quienes insisten en intentar judicializar esta cuestión que “sean conscientes del daño personal que están haciendo”, que “respeten las decisiones de la Justicia”, y que dejen de “instrumentalizar la misma con fines de desgaste y ataque político”. 

Las pistas son “fundamentales”

Sobre las pistas, ha defendido que estas pistas resultan “fundamentales” para dignificar las condiciones de las personas que viven y trabajan en el entorno de Aralar, ya que contribuyen a mitigar las enormes dificultades de accesibilidad que afrontaban hasta ahora. “Además, las actuaciones realizadas han contribuido a la conservación de Aralar como hábitat de alta montaña, potenciando el mantenimiento de los pastos de la zona, consolidando la gestión sostenible y adecuada que hacen las y los ganaderos, y mejorando la seguridad de montañeros, montañeras y otros usuarios y usuarias que disfrutan de la montaña y de la naturaleza”, ha defendido Mendoza.

 “En un momento en el que actividades como la agricultura, el pastoreo, la gestión forestal o la ganadería requieren claramente de un relevo generacional, nuestro cometido como institución es facilitar este relevo, y no poner más obstáculos. El trabajo de las y los pastores y ganaderos en Aralar es vital para la conservación de los pastos de montaña. El futuro de Gipuzkoa no puede entenderse sin un primer sector activo, capaz de proveer alimentos y materias primas de calidad, de conservar el paisaje y el medio ambiente, y de ayudar a hacer frente al cambio climático, por lo que garantizar su continuidad es un reto de primer orden”, ha concluido.


Comparte/Partekatu

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.