Euskadi Capital

La inteligencia colectiva en acción para el crecimiento empresarial

Comparte/Partekatu

Parece que como sociedad se está en un momento de cambio profundo, el mundo está muy revuelto y el mundo del trabajo es reflejo de ello.

Una de las últimas encuestas realizadas en España por la consultora Hays muestra que un 61 % de los trabajadores está desmotivado y un 45 % sufre síndrome del trabajador quemado, 14 y siete puntos más respectivamente que en 2021. 

La desmotivación o la falta de engagement no es algo nuevo, desde la encuesta de Gallup en el año 2013 ya se había detectado como uno de los grandes problemas que enfrentan las organizaciones. Quizás el dato más preocupante es que ya no se está hablando solo de falta de engagement, sino de salud con niveles de estrés y burnout cada vez más altos.

Se le atribuye a Einstein la frase “No es posible resolver un problema con el mismo nivel de conciencia que lo ha creado”, y parece que a nivel organizacional es exactamente esto lo que se está haciendo. Intentando resolver el problema de falta de engagement con las mismas herramientas que lo han creado.

Se necesita mirar la realidad con otros ojos, con una nueva mirada que articule nuevas maneras de trabajar, nuevas maneras de relacionarse.

Una de las propuestas más innovadoras en el mundo del management en los últimos años, y que bien ejecutada puede ayudar a cambiar esta situación, son los equipos autogestionados. 

Los equipos autogestionados son uno de los avances (junto al propósito evolutivo y la autenticidad) que Frederic Laloux encuadró en un nuevo paradigma organizacional: las organizaciones Teal. 

¿Y qué se entiende por equipo autogestionado? Una definición que gusta mucho y que se ha hecho popular es la de Paulo Nunes, economista de la Universidad de Nova de Lisboa, gestor y consultor de empresas:

»El término equipos autogestionados se refiere a un grupo de personas totalmente responsables de los resultados de un proceso o proyecto, ofreciendo a sus miembros de alto grado de autonomía y todas las herramientas esenciales para resolver los problemas inherentes a su trabajo».

No es algo completamente nuevo, todos los equipos y las personas tienen un cierto nivel de autonomía y autogestión, no obstante los equipos autogestionados llevan esto a un nivel radicalmente más amplio. 

Importante mencionar que el éxito de los equipos autogestionados reside en adquirir y practicar a diario herramientas de liderazgo colectivo, que no solo impactan a nivel de procesos externos, sino también a nivel de herramientas internas, tanto individuales como colectivas. Porque si no se da el cambio de mindset, es imposible que se dé la transformación, y si se da el cambio de consciencia sin el apoyo de un proceso externo, emerge la frustración volviendo a los hábitos y patrones adquiridos en el pasado.

Este acompañamiento integral es el pilar del éxito en el acompañamiento que se proporciona desde Gaia Balance a sus clientes. 

¿Cómo se resuelve la falta de engagement en las organizaciones?

La solución está en los equipos, en cada una de las personas de la organización. Darles voz, poder de decisión y herramientas y las soluciones empezarán a emerger. 

Hind y Jaume son socios fundadores de Gaia Balance y expertos en Liderazgo y New Ways of Working. A lo largo de los últimos 8 años desde Gaia Balance, han acompañado a más de 50 empresas de todos los tamaños y sectores a evolucionar su cultura hacia un modelo basado en el liderazgo colectivo. Empresas como Wolters Kluwer, Lindt, Enreach, Amplifon, Chiesi, Verbio son algunos de sus clientes.


Comparte/Partekatu

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *