La importancia del cuidado de los riñones, por Diaverum

Comparte/Partekatu

Los riñones son uno de los órganos más importantes del organismo humano. Tienen una función vital, ya que filtran los desechos que se generan en el metabolismo, controlan los niveles de agua y minerales del cuerpo, ayudando de esta manera a controlar la presión arterial. Además, en el riñón se producen algunas hormonas que son muy importantes para el buen funcionamiento del organismo, como la eritropoyetina y la vitamina D activa.

Por todo ello, es importante tener un cuidado adecuado de los riñones, porque de lo contrario, se corre el riesgo de padecer una enfermedad renal crónica y tener que requerir tratamientos sustitutivos como la diálisis.

En ese sentido, desde Diaverum se centra en promover una cultura de prevención, contribuyendo de esta forma a mejorar la calidad de vida de los pacientes renales, concienciando de la importancia de un correcto cuidado de los riñones, fundamental para tener un buen estado de salud. Esta compañía se distingue por prestar una atención más eficiente y personalizada a los pacientes renales, mejorando sus resultados médicos, la calidad de vida, la experiencia durante su tratamiento y, por lo tanto, reduciendo la mortalidad y hospitalización, al mismo tiempo que capacita a los pacientes para que contribuyan a su propio cuidado y bienestar.

Funcionamiento de los riñones

Los riñones se encargan de purificar la sangre y eliminar las toxinas del organismo, proporcionando un equilibrio en las sustancias químicas del cuerpo humano. En este órgano, las estructuras filtran los desechos y los convierten en orina, ayudando a que el ser humano pueda mantenerse saludable, ya que, sin un equilibrio adecuado, existe el riesgo de que los músculos, tejidos y nervios no funcionen correctamente.

Entre las causas más frecuentes del deterioro de la función del riñón se encuentran tales patologías como las diabetes, hipertensión arterial y enfermedades cardíacas.

La Enfermedad Renal Crónica (ERC) es la pérdida lenta, continua e irreversible de la función renal. Es en este momento cuando el paciente precisa de terapias renales sustitutivas, como la diálisis o el trasplante renal. En el estadio final de la enfermedad renal crónica el paciente debe someterse a tratamientos de sustitución de la función del riñón que depuren los productos de desechos y del exceso de agua del organismo, entre los que se encuentra la hemodiálisis.

Cuidado integral del paciente renal ¿En qué consiste?

La ERC es una enfermedad compleja, frecuentemente acompañada de altos índices de comorbilidades, otras enfermedades y en ocasiones problemas psico-sociales, requiriendo así un abordaje integral e interdisciplinar. Los modelos de atención a menudo están fragmentados y se prestan en distintos lugares por distintos profesionales, suponiendo una carga adicional de tiempo y desplazamientos para los pacientes.

En Diaverum, el paciente recibe una atención integral por parte de un equipo interdisciplinar formado por distintas disciplinas además del nefrólogo y enfermería en el propio centro. De forma continua se realiza una evaluación de criterios de calidad asistencial centrados en el paciente, utilizados para monitorizar las actuaciones médicas, basados en los propios resultados médicos y aquellos reportados por el paciente a través de encuestas de Calidad de Vida (KDQoL) y Percepción de los Cuidados Recibidos.


Comparte/Partekatu

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *