Comparte/Partekatu

A pesar del aumento de personal, las urgencias están ya saturadas en casi todo el territorio alavés

La gripe empieza a causar estragos en Álava. Cerca 400 pacientes han tenido que ser atendidos estos días por dicha enfermedad.

Desde finales del pasado año, la OSI Araba tiene activado el plan de contingencia gripal. Lo que supone mantener todas las camas abiertas e incluso concertar ocho plazas más con centros privados para necesidades puntuales. Además se han reforzado algunos servicios con más personal, como es el caso de las urgencias de Txagorritxu.

Aún así, tanto los Centros de Atención Primaria, como el PAC, se han visto saturados en los últimos días. Pero por si fuera poco, los profesionales sanitarios afirman que “el pico de esta enfermedad aún no ha llegado“.

Según el último informe, la pasada semana, solamente en el territorio alavés, se alcanzaron de media los 128 casos de gripe por 100.000 habitante. De los cuales, 95 eran de gravedad y 19 han precisado ser ingresados en la UCI.


Comparte/Partekatu

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *