La Ertzaintza ha detenido en Andoain esta madrugada a un hombre, de 20 años de edad, acusado de un delito de robo con fuerza tras ser sorprendido cuando trataba de huir de una sucursal bancaria, a la que había accedido tras fracturar un cristal

Comparte/Partekatu

Los hechos se han producido esta madrugada en el barrio de Leizar de la localidad de Andoain, cuando varios recursos de la Ertzaintza han acudido al aviso de robo en una sucursal bancaria. Tras su llegada, las y los agentes han observado como un cristal de la sucursal estaba fracturado y en el suelo había un reguero de sangre.

Una vez la patrulla ha accedido al interior de la sucursal, ha comprobado, como la oficina se encontraba revuelta y no había nadie en su interior, pero si había restos de sangre. Al mismo tiempo que se ha realizado la inspección en la entidad bancaria, varios recursos de la Ertzaintza y de la Policía Local de Andoain han logrado localizar en una calle aledaña a un varón que presentaba cortes en las manos. Esta persona portaba dinero en metálico y un teléfono móvil del que no ha podido dar un origen fidedigno.

A la vista de estos hechos, los recursos actuantes han procedido a la detención del varón por un delito de robo con fuerza. Posteriormente ha sido trasladado a dependencias de la Ertzaintza para dar inicio a las pertinentes diligencias policiales.

A lo largo de esta mañana el arrestado pasará a disposición en el Juzgado de Guardia de Tolosa.


Comparte/Partekatu

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.