La Ertzaintza esclarece una serie de incendios provocados que causaron daños en maquinaria valorados en más de un millón y medio de euros

Comparte/Partekatu

Cinco detenidos y un investigado, tras una investigación de la Ertzain-etxea de Hernani, que se ha prolongado durante más de un año. Los hechos ocurrieron en febrero y marzo del año 2020, tres incendios en pabellones y recintos de Hernani y Astigarraga que albergaban máquinas pesadas de distintas empresas. El móvil de los incendios intencionados estaría en perjudicar a empresas relacionadas con el tratamiento de residuos sólidos no orgánicos .Según las investigaciones, uno de los detenidos habría encargado y pagado para que el resto de implicados cometiera los sabotajes.

El grupo de investigación de la Ertzain-etxea de Hernani ha esclarecido tres sabotajes a diversa maquinaria de empresas, afectadas gravemente por incendios intencionados, ocurridos a principios del pasado año 2020. El trabajo policial para esclarecer este entramado se ha prolongado durante más de un año. El perjuicio por los daños causados en los tres incendios mencionados tuvo una estimación superior al millón y medio de euros.

El primer hecho delictivo sucedió el 26 de febrero de 2020, cuando se registraba un incendio cerca de la medianoche en maquinaria guardada en unas instalaciones situadas en el término municipal de Hernani. En la inspección ocular efectuada en el lugar quedaba patente que el origen del fuego había sido intencionado. La Ertzaintza recogió en las inmediaciones botellas con restos de gasolina, de pastillas de barbacoa, que sirvieron como iniciadores y elementos como guantes o pistolas de agua de juguete, que supuestamente habían servido para pulverizar el combustible entre los vehículos y máquinas de las instalaciones. Los autores del hecho arrancaron y dejaron a la vista la propia espuma de los asientos de la maquinaria para facilitar la propagación del fuego.

Días después, el 2 de marzo, pero esta vez a la hora de la comida, cuando no había ningún operario en el lugar, se repitió el mismo “modus operandi” en otro incendio intencionado en Hernani, en un recinto donde varias empresas guardaban su maquinaria pesada. De nuevo, los daños fueron cuantiosos y la investigación y el análisis de los restos y evidencias confirmó el acceso de varios intrusos al lugar para cometer la fechoría.

No fue este el último ataque. El 15 de marzo de 2020, una empresa sufrió un nuevo hecho de similares características, un incendio en sus máquinas, esta vez, en unas instalaciones en Astigarraga. Los autores otra vez rociaron con gasolina maquinaria y camiones, entre otros un dumper, una pala cargadora, una retroexcavadora, otra cabina de camión calcinada, en total, nueve vehículos dañados. La investigación tendía ya hacia una interrelación entre los tres incendios por el tipo de empresas afectadas y el modo de actuar de los autores.

Las y los ertzainas encargados del caso comenzaron la instrucción de unas diligencias que se han extendido hasta la actual fecha. En colaboración con el Juzgado nº4 de Donostia se habilitaron recursos de investigación para analizar vehículos, personas, ubicaciones y horarios, que permitieran llegar a una conclusión sobre qué personas pudieran estar detrás de los sabotajes.

Durante este periodo investigativo el equipo de la Ertzain-etxea de Hernani recogió una serie de informaciones que llevaron a concluir que la causa que podría estar detrás de estos ataques sería un asunto que incluía a empresas dedicadas al tratamiento de residuos sólidos inorgánicos.

La principal sospecha de los investigadores ha sido que uno de los ahora detenidos habría contactado y encargado a un varón, con un amplio historial de delitos contra la propiedad, que efectuara los citados ataques. Este último habría aceptado la propuesta y junto con otras personas de su entorno serían los autores materiales de los tres incendios. Las investigaciones han determinado que los autores de cada incendio fueron cuatro hombres y utilizaron un coche para desplazarse en cada acción.

El trabajo de la Ertzaintza dio lugar a un operativo de detenciones realizado los días 20 y 21 de abril en las localidades de Andoain y Urnieta. Las y los agentes procedieron a detener a un total de cinco personas y a investigar a una sexta por su presunta participación en un delito de daños mediante incendio y presunta pertenencia a grupo criminal.

Cuatro de los arrestados, el quinto quedó antes en libertad, han sido presentados ante los juzgados de sus respectivos partidos judiciales, en concreto Donostia y Tolosa. Todos los acusados quedaron en libertad, con cargos.


Comparte/Partekatu

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *