La economía de Gipuzkoa crecerá entre un 6 y 6,5% este año con creación de 3.000 o 4.000 empleos netos, según Adegi

Comparte/Partekatu

Crece la preocupación de las empresas por el incremento del precio de las materias primas y el descenso de rentabilidad de las ventas

La asociación de empresas de Gipuzkoa, Adegi, mantiene su previsión del pasado mayo de que este año la economía guipuzcoana crecerá entre un 6 y un 6,5% y se crearán unos tres mil o cuatro mil empleos netos en el Territorio. Además, destaca el aumento de la preocupación de las empresas por el incremento del precio de las materias primas, incluida la energía, y el descenso de rentabilidad de las ventas, que si se mantienen a largo plazo, junto a la inflación, pueden ocasionar «una moderación del crecimiento» económico.

En rueda de prensa en San Sebastián, el presidente de Adegi, Eduardo Junkera, el director general de la patronal guipuzcoana, José Miguel Ayerza, y el responsable de comptitividad e innovación, Patxi Sasigain, han dado cuenta de la última encuesta de coyuntura de la asociación de empresas de Gipuzkoa cuya principal conclusión es «que la confianza, las ventas y los pedidos, mejoran y que el empleo evoluciona bien».

Así lo ha manifestado Junkera, que ha previsto que la economía guipuzcoana terminará el año con un «crecimiento de entre un 6 y un 6,5% y se crearán entre 3.000 y 4.000 empleos netos», como ya avanzó Adegi el pasado mes de mayo.

No obstante, ha alertado de que «esta favorable situación» va acompañada por «un aumento notable de la preocupación de las empresas por el abastecimiento o el precio de las materias primas, incluida la energía, y por el descenso de la rentabilidad de las ventas».

En este contexto, Ayerza ha avanzado que si se mantiene en el tiempo esos dos factores acompañados de la inflación habrá «una moderación del crecimiento» económico, también previsto para el año que viene, pero desconocen «en qué magnitud». No obstante, ha expresado que los «desajustes» vuelvan «a su cauce de normalidad».

El presidente de Adegi ha señalado que la confianza de las empresas ha crecido y «el 84% considera que la situación de sus mercados es de normalidad o reactivación». «Para los próximos meses son nueve de cada diez las empresas que confían en que sus mercados estén en situación de normalidad o reactivación», ha añadido.

En cuanto a las ventas, entre los pasados meses de mayo y septiembre la facturación media ha aumentado «un 5%, respecto al trimestre anterior». Así cuatro de cada cinco las empresas que mantienen o aumentan sus ventas, el mayor porcentaje desde 2018.

Los pedidos se han incrementado un 2,1% respecto al trimestre anterior y ocho de cada diez empresas dicen haber logrado mantener o aumentar su nivel de pedidos y para siete de cada diez empresas su nivel de pedidos es normal o alto, registro comparable al de septiembre de 2019. En cuanto al nivel de utilización de la capacidad productiva, Junkera ha señalado que «se sitúa en el 82% y supera el 80% en todos los sectores» y en relación con el empleo, «se repite el buen dato de mayo» de forma que «nueve de cada diez empresas prevén mantener o aumentar sus plantillas».

DESCENSO RENTABILIDAD

Junkera ha incidido en que el incremento del precio de las materias primas industriales, el descenso de la rentabilidad de las ventas y la dificultad para la contratación de personal cualificado son «los tres principales factores de preocupación de las empresas».

Según ha detallado, un 70% de las empresas encuestadas apuntan al encarecimiento de las materias primas como su principal factor de preocupación, mientras que el pasado año «apenas un 3% de las empresas señalaban esta preocupación».

«En los últimos meses los costes de aprovisionamiento han aumentado respecto al año pasado para siete de cada diez empresas. En la industria lo ha hecho para ocho de cada diez y en la construcción para nueve de cada diez», ha indicado, para añadir que «de media, los costes han aumentado un 15%, 20% en la industria, y un 10% en la construcción».

El presidente de Adegi ha subrayado que, «en la medida en que las empresas no pueden repercutir sus incrementos de costes, los márgenes de reducen». «Es la circunstancia que está detrás del avance, hasta la segunda posición, de la preocupación por el descenso de la rentabilidad de las ventas, que señalan el 43% de las empresas», ha incidido.

Según ha subrayado, la «rentabilidad de las ventas disminuye respecto al año pasado para el 41,5% de las empresas, en un reseñable 11%». En este contexto, ha recordado que «los márgenes de hoy son los beneficios de mañana, y las inversiones y el empleo de pasado mañana», por lo que el objetivo «debe de ser el crecimiento rentable».

También ha apuntado a otra de las preocupaciones de las empresas, que ocupa la tercera posición en esta encuesta, «la dificultad para la contratación de personal cualificado», un «problema que crece para el 35%» de las compañías con respecto al pasado año. En cuanto al plazo de recuperación, el 42% de las empresas señalan que su actividad ya se ha recuperado, en seis meses podrían ser ya el 61,5% y en un año el 85,5%».

Junkera ha constatado que «la recuperación de la economía se mantiene a buen ritmo», pero ha reiterado que «los problemas de abastecimiento, el encarecimiento de las materias primas, y de la electricidad, ya están produciendo una moderación del crecimiento».

«El tsunami de la recuperación producido tras el desplome económico del año pasado está en el origen de estos incrementos», ha sostenido, para añadir a continuación que «si bien el contexto económico en
los próximos meses es enormemente incierto, confiamos que dichos problemas, que tanto preocupan a las empresas, sean coyunturales y vuelvan a la senda de la normalidad a la mayor brevedad posible».

CONVENIOS Y ENERGÍA

Preguntados por los periodistas si la negociación de los convenios es también otra de las preocupaciones de las empresas, Ayerza ha señalado que «es otro factor pero no fundamental» y así ha contemplado la posibilidad de que fruto de la pérdida de rentabilidad las empresas «acuerden» con los sindicatos «otro tipo de pactos para que su rentabilidad no se vea en peligro».

En todo caso, ha incidido en que «el factor sindical y la conflictividad laboral están bastante abajo» entre las preocupaciones de las empresas en la encuesta de Adegi, lo mismo que la fiscalidad. Sobre ésta ha señalado que «el 85% de empleo de Gipuzkoa y Euskadi se genera en las empresas privadas», por lo que parece «bastante sensato» que si se quiere mantener el «bienestar y la capacidad de generación de riqueza» se «proteja, apoye y desarrollen contextos favorecedores de la actividad empresarial» y así todas las medidas que se adopte en ese sentido «serán elementos positivos». Sobre las advertencias de huelga por parte de los sindicatos ELA y LAB, Ayerza se ha limitado a señalar que no tienen «constancia» de ello.

Cuestionados sobre las notificaciones a empresas para modificar al alza sus contratos de energía, los responsables de Adegi han confirmado la recepción de esas comunicaciones aunque no pueden cuantificarlas en número. En todo caso, han confiado en que se logren «acuerdos» con el Gobierno en esta materia, ya que, según ha recordado Ayerza «el origen» de esta situación está en «un Decreto del Gobierno». «Estamos a la espera y a la expectativa», ha añadido.


Comparte/Partekatu

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *