La Diputación Foral finaliza las obras de urbanización y calmado de tráfico de la travesía de Azázeta

Comparte/Partekatu

Complementa el tramo de nuevas aceras y un paso de cebra con semáforo. Las obras forman parte del Plan Foral de Inversiones Extraordinarias de 2019 para promover el equilibrio territorial

La Diputación Foral de Álava ha finalizado las obras de urbanización y calmado de tráfico de la travesía de la carretera A-132 a su paso por Azáceta para mejorar la seguridad vial en este tramo tras una inversión de 258.109 euros. Este proyecto, que incluye nuevas aceras y un paso de cebra con semáforo, se enmarca en el Plan Foral de Inversiones Extraordinarias para fomentar el equilibrio territorial.

El diputado foral de Infraestructuras Viarias y Movilidad, Javier Hurtado, y la diputada foral de Equilibrio Territorial, Irma Basterra, han visitado hoy la travesía para conocer en persona el resultado de las obras. Hurtado y Basterra han recorrido los distintos puntos del tramo junto con el alcalde de Maeztu y presidente de la Cuadrilla de Montaña Alavesa, Anartz Gorrotxategi, el presidente de la Junta Administrativa de Azáceta, Raúl Rituerto, y representantes de los grupos junteros.

Hurtado ha subrayado que esta intervención incorpora a esta travesía distintos elementos de calmado de tráfico para disminuir la velocidad de paso de los vehículos, itinerarios peatonales seguros mediante aceras y un paso de cebra regulado por semáforo, y mejores accesos al núcleo. “El objetivo es mejorar la seguridad vial de este tramo para personas conductoras y, sobre todo, para peatones”, ha señalado.

Por su parte, la diputada Basterra ha celebrado la solución de este punto negro que, según ha recordado, “era una reivindicación histórica de las vecinas y vecinos de Azáceta. La seguridad vial y el calmado de tráfico facilita el día a día y proporciona calidad de vida para los pueblos, y eso es también equilibrio territorial”, ha subrayado.

La ejecución de este proyecto dota a la travesía de Azáceta de aceras, dos espacios para su uso como parada de autobús y accesos más cómodos al pueblo a la altura del lavadero. Este conjunto de actuaciones persigue facilitar itinerarios peatonales seguros y hacer ver a los 3.500 conductores/as que circulan diariamente por esta travesía que atraviesan una zona urbanizada y deben ajustar su velocidad al límite de 50 km/h.

Paso de cebra
La intervención ha tenido lugar en un tramo de 253 metros de longitud de la carretera N-132 que atraviesa enteramente el núcleo urbano de Azáceta dando lugar a una calzada de 6,5 metros (2 carriles de 3,25 metros) dotada de una mediana reductora de velocidad de medio metro (mediana pintada sobre la calzada) y arcenes de 1 metro. Asimismo, incorpora nuevas aceras que, en función del espacio disponible son de 2 metros de anchura.

Otra de las actuaciones consiste en la creación de dos espacios, uno en cada sentido, para su uso como parada de autobús. Estos espacios, de casi 40 metros de longitud total, disponen de cuñas de entrada y salida.

La ejecución del proyecto ha permitido mejorar también el acceso al pueblo a la altura del lavadero, reduciendo el espacio destinado a vehículos mediante la construcción de aceras laterales y la creación de una zona peatonal con dos bancos y un árbol. Finalmente, y en colaboración con el

Gobierno Vasco, se ha instalado un semáforo con pulsador junto al nuevo paso de peatones para cruzar con seguridad entre las zonas urbanas del núcleo.


Comparte/Partekatu

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *