La Diputación Foral rinde homenaje a Micaela Portilla con motivo del centenario de su nacimiento

Comparte/Partekatu

La Diputación Foral de Álava ha rendido hoy homenaje a la antropóloga, historiadora y pedagoga alavesa Micaela Portilla con motivo del centenario de su nacimiento en un acto celebrado en la Torre-Palacio de los Condes de Orgaz y sede de la escuela-taller que lleva su nombre, en la localidad Fontecha. El acto ha incluido el descubrimiento de una placa sobre un monolito de piedra que recuerda su figura.

El acto de homenaje ha contado con la presencia del diputado general Ramiro González, la diputada foral de Cultura y Deporte, Ana del Val, y familiares de Micaela Portilla. Ciudadanas y ciudadanos alaveses han asistido también a un evento que ha tenido carácter abierto hasta completar el aforo y han podido conocer así más sobre la obra y la vida de una de las pedagogas más importantes del siglo XX.

El acto ha comenzado con la inauguración y descubrimiento de una placa que recuerda la figura de Micaela Portilla y la efeméride del centenario de su nacimiento. La placa está colocada sobre un monolito de piedra exento ubicado frente a la Torre-Palacio de los Condes de Orgaz, en la zona ajardinada del aparcamiento de vehículos.

Posteriormente, se ha celebrado una conversación sobre la figura de Portilla en la logia a cargo de José María Ballester, Ana Rosa López Adán y Susana Aréchaga. El evento ha finalizado con un aperitivo para todas las personas asistentes amenizado por ‘Erabai Trio’ que forman los músicos Andoni Brea (oboe), Iñigo Alonso (clarinete) y Elena Romo (fagot).

Micaela Portilla

Micaela Josefa Portilla (Vitoria, 30 de julio de 1922 – 8 de octubre de 2005) fue una antropóloga, historiadora y pedagoga, considerada de las más importantes del siglo XX. Fue autora de gran cantidad de estudios y publicaciones, destacando su carácter pedagógico, que compaginó con el de investigadora y divulgadora.          

Estudió Magisterio, Filosofía y Letras y Geografía e Historia; fue profesora en varias localidades de Álava y Bizkaia, y más tarde en la Escuela de Magisterio de Cádiz, Vitoria-Gasteiz y Madrid; y fue una defensora comprometida del patrimonio histórico y artístico de Álava, al que dedicó numerosos estudios e investigaciones. En 1993 se convirtió en la primera mujer nombrada doctora honoris causa por la UPV/EHU.


Comparte/Partekatu

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.