Euskadi Capital

La digitalización del comercio con las tarjetas de crédito y plazox

Comparte/Partekatu

En la actualidad, el uso de tarjetas de débito y crédito se ha convertido en una práctica cada vez más común y extendida en todo el mundo. Según datos de sistemapay.com, en España, a 31 de diciembre del 2022, hay un total de 88 millones de tarjetas en circulación.

El creciente uso de las tarjetas de crédito ha propiciado el desarrollo de nuevas soluciones de pago, asociadas a la operativa de la propia tarjeta, aportando más valor si cabe a la ya de por sí enorme utilidad que supone para el día a día contar con este medio de pago. Entre estas soluciones está plazox, el servicio Buy Now Pay Later (BNPL) de las entidades bancarias españolas, que permite a los clientes que realizan compras con sus tarjetas de crédito fraccionarlas en el momento del pago, sin trámites ni papeleos.

Beneficios de los sistemas BNPL 

El famoso sistema BNPL ofrece una mayor flexibilidad y comodidad a los clientes, que pueden adquirir productos y servicios, fraccionando el pago, sin necesidad de desembolsar el importe íntegro en el momento de la compra.

Este sistema lleva años extendiendo su uso a nivel global, ya que no solamente presenta facilidades para los compradores, sino también para los comercios que logran aumentar sus ventas y clientela, respondiendo a las demandas de los consumidores en materia de facilidades de compra.

plazox es el BNPL de las entidades bancarias españolas

Tras la llegada de la covid y las consecuencias que tuvo la pandemia en la economía global, la necesidad de impulsar el consumo y el crecimiento de las economías locales se ha convertido en una prioridad. Es por ello que las entidades bancarias españolas apuestan por brindar asistencia a los pequeños comercios para digitalizarse e implementar soluciones de pago que les ayuden a responder a las demandas de sus clientes

En este contexto, nace el proyecto plazox, una solución BNPL de la banca española que ha tenido una gran acogida en el mercado. Este sistema permite a los clientes fraccionar sus compras en 3, 6, 9 o 12 plazos, tanto en comercios físicos como en comercios online, sin esperas y sin papeleos o trámites burocráticos innecesarios; con la garantía de su entidad bancaria de confianza y con las condiciones de su tarjeta de crédito habitual, lo que supone mayor fiabilidad y transparencia para el usuario.

Esta solución de fácil implementación y compatible con todo tipo de comercios, sean grandes o pequeños, nació con la misión de ayudar al comercio local a adaptarse a la demanda de nuevas formas de pago de sus clientes, ayudándoles a aumentar sus ventas sin costes adicionales y sin ningún riesgo, ya que el comercio recibe el importe íntegro de la venta, del mismo modo que el resto de sus ventas realizadas con tarjeta.

Los medios de pago continúan evolucionando hacia entornos marcados por la era digital y desde el sector financiero están convencidos de que la mejor apuesta para seguir ganando competitividad requiere apostar por proyectos como plazox, que promuevan un continuo impulso al comercio local y la modernización de los pequeños comercios y empresas.


Comparte/Partekatu

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *