Euskadi Capital

Know Your Customer (KYC), un proceso clave en el compliance de las empresas

Comparte/Partekatu

Desde la reforma del Código Penal del 2010, las empresas españolas pueden ser imputadas como entidades jurídicas, lo cual ha impulsado la necesidad de reforzar las medidas de control y cumplimiento legal.

Para evitar posibles problemas legales, se ha implementado el KYC (Conoce a Tu Cliente) en el compliance empresarial. En este contexto, los expertos de EALDE Business School explican a las personas interesadas qué es el KYC y afirman que consiste en un proceso mediante el cual las empresas verifican la identidad de sus clientes y evalúan su nivel de riesgo antes de establecer una relación comercial.

¿Qué es el KYC en el mundo empresarial?

El KYC o Know Your Customer es un conjunto de controles y procedimientos que permiten supervisar a las organizaciones, con el fin de evitar que creen relaciones con entidades o particulares involucrados en problemas ilícitos en diferentes ámbitos. Esta herramienta es fundamental en el sector financiero, ya que ayuda a prevenir delitos como el lavado de activos.

Asimismo, el KYC es esencial dentro de los procesos de debida diligencia de las empresas, cuando van a iniciar relaciones con terceros, como proveedores u otras empresas. Además, esta herramienta es cada vez más importante en otros sectores, como el inmobiliario o el de los juegos de azar.

Por otro lado, los expertos en compliance señalan que el KYC ayuda a fortalecer la relación entre la empresa y el cliente, ya que permite a la empresa conocer mejor a su público objetivo y brindarle servicios personalizados.

Relación del KYC y el compliance

El compliance y el Know Your Customer están íntimamente relacionados. El compliance es el conjunto de medidas que una empresa implementa para cumplir con las regulaciones y leyes aplicables a su negocio. El KYC, por su parte, es un proceso que permite a las empresas verificar la identidad de sus clientes y evaluar su nivel de riesgo antes de establecer una relación comercial.

En la práctica, el KYC es una de las medidas de compliance que las empresas deben implementar para prevenir actividades ilícitas, como el lavado de dinero, y cumplir con las regulaciones legales. Por lo tanto, el KYC es un componente importante de los programas de compliance empresarial.

En conclusión, las empresas que implementan eficazmente el KYC pueden evitar posibles sanciones y multas, al mismo tiempo que mejoran su reputación y aumentan la confianza de sus clientes. Además, el KYC ayuda a fortalecer la relación entre la empresa y el cliente, mejorando la calidad de los servicios ofrecidos.


Comparte/Partekatu

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *