Agradecimiento Athletic Club
Comparte/Partekatu

Recuerda que este miércoles la Interterritorial intentará restringir la movilidad y aglomeraciones hasta después de semana Santa

El portavoz del Gobierno Vasco, Bingen Zupiria, ha afirmado que lamenta ser «aguafiestas», pero ha insistido en que no se podrá celebrar en las calles la victoria del Athletic o la Real tras el partido de la final de la Copa del Rey 2020 que disputarán en Sevilla el 3 de abril. Además, ha recordado que este miércoles la Comisión Interterritorial de Salud intentará restringir la movilidad y aglomeraciones hasta después de semana Santa.

En una entrevista concedida a Onda Vasca, recogida por Europa Press, Zupiria se ha alegrado de que la Gabarra del Athletic superara este martes la prueba del agua, tras su restauración, pero cree que esto se ha hecho «en un momento inconveniente», antes del encuentro de la final de la Copa del Rey entre el equipo rojiblanco y el ‘txuri urdin’ en La Cartuja (Sevilla).

«Veo que hay aficiones en Bizkaia que está pensando en cómo lo celebran. Me consta que también hay aficionados guipuzcoanos que están pensando en cómo lo celebran. Veo que las dos aficiones dan por hecho que van a ganar cuando todavía no se ha disputado el partido, lo que me extraña un poco, y a mí, como portavoz del Gobierno, me corresponde decir que siento ser un aguafiestas, pero este no es el momento», ha subrayado.

En este sentido, se ha preguntado si en el panorama actual «es concebible pensar en que miles de personas se puedan reunir en torno a la Ría de Bilbao, en la Plaza Gipuzkoa de San Sebastián, frente al ayuntamiento o en Arantzazu, para celebrar la victoria de su equipo». «No deberíamos pensar en ello, este no es el momento para hacerlo», ha aseverado.

Bingen Zupiria ha recordado que esta tarde, en la comisión interterritorial, el Gobierno de España y las comunidades autónomas, «van a intentar restringir la movilidad y las aglomeraciones de personas hasta después de semana Santa».

«Si no estoy equivocado, la fecha en la que se va a jugar entre el Athletic y la Real es el 3 de abril, en plena Semana Santa. Ese es el marco. En ese marco no cabe que miles de vizcaínos y guipuzcoanos se desplacen a Sevilla. En ese marco, no cabe que en el estadio de fútbol sevillano haya miles de personas viendo el partido. Y, si no hay público, tampoco debe haber autoridades. Por eso, el Lehendakari ha decidido que él no se va a desplazar, y los miembros y responsables del Gobierno hemos decidido que tampoco lo vamos a hacer», ha precisado.

También ha recordado que, en otros lugares de Europa, «la mayor parte de los festivales de música, de cine, que estaban previstos para esta primavera, o se han suspendido todos o se han retrasado al otoño».

«Eso quiere decir que los estados europeos no están pensando en permitir la movilidad internacional de las personas y no están pensando en grandes aglomeraciones ni en grandes concentraciones, en las que miles de personas se junten sin distancias, sin mascarilla», ha añadido.
A su juicio, esto se traduce en que se vislumbra «un escenario de mucha prudencia y mucho cuidado hasta bien entrado el verano».

COMISIÓN INTERTERRITORIAL

El portavoz del Ejecutivo vasco espera que, en la comisión interterritorial de Salud, se pueda llegar a «un mínimo denominador común que permita abordar estas fechas con cierta homogeneidad, de forma que, más o menos, las indicaciones y las normas sean parecidas en todas partes» y sean «más fáciles de cumplir y de hacer cumplir».

«El marco de Euskadi, salvo que cambien mucho las cosas a mejor o a peor, porque vivimos en esa incertidumbre permanente, es el que está establecido en el Decreto del Lehendakari, que está en vigor. Esas son las pautas que consideramos más favorables para hacer frente a esta situación y las más eficaces», ha manifestado.

Por tanto, esta será la posición que defenderá la consejera de Salud, Gotzone Sagarduy, en la interterritorial de esta tarde. Además, ha asegurado que hay una comunicación permanente y directa entre Euskadi y Navarra, Cantabria, Aragón, La Rioja y Castilla y León, y «la posición es muy parecida entre los responsables sanitarios de todas estas comunidades».

Se trata, según ha explicado, de una posición favorable a mantener los cierres perimetrales autonómicos, de forma que sea posible la movilidad dentro de cada propia comunidad, sin pasar a otras, y que sigan los horarios de toque de queda que están en vigor y de finalización de los horarios de actividades hosteleras o culturales.

No obstante, ha precisado que «todo siempre es susceptible de cambio en función de cuál sea la evolución» de la epidemia. Además, ha dicho que en Semana Santa los vascos deberían quedarse en Euskadi.

«Deberíamos hacer el ejercicio de pensar en el próximo verano. ¿Cuál sería el ideal?. El ideal sería que fuéramos capaces, de forma colectiva, de hacer frente a las tasas de contagio para que estas sigan disminuyendo, que fuéramos capaces de quitar presión al sistema sanitario, porque todavía hay mucha presión en las UCI y hospitales, y luego, hemos abierto mucha actividad económica, mucha actividad social y tenemos que encontrarle la medida», ha apuntado.

Por ello, ha dicho que, «si fuera posible mantener comercios y hostelería abiertos, aunque sea con restricciones de aquí al verano, sería una buena noticia». «Pero, sobre todo, también nos hemos puesto como prioridad mantener la actividad económica industrial, que está funcionando desde hace más de un año en buenas condiciones, y la asistencia presencial a clase en todo el sistema educativo, que se está cumpliendo».

«Este es el reto que todos tenemos como sociedad», ha indicado, para precisar que «el horizonte del verano hay que ponérselo como una meta». «Todos debemos ser conscientes de las situaciones e inconvenientes que podemos provocar con comportamientos no adecuados», ha aseverado.

VACUNA

Bingen Zupiria ha recordado que las vacunas Pfizer y Moderna, destinadas a personas mayores, personal sociosanitario y del sistema sanitario, «son las que menos están llegando». Por ello, cree que se debe asegurar la inoculación de dos dosis.

En este sentido, ha precisado que «el mayor problema que está teniendo la vacunación en Euskadi y en toda Europa es el suministro». «Están llegando menos vacunas de las que en principio se había anunciado y menos de las que la UE ha encargado y pagado», ha añadido.

Cree que estas «irán llegando a partir de mediados de abril», y se presupone que en los meses de mayo, junio o julio la campaña de vacunación «será más intensa porque se podrá disponer de más dosis de vacunas para todos». «Pero, en este momento, hay menos de las que harían falta», ha dicho. Asimismo, ha asegurado que el sistema sanitario vasco «tiene los equipamientos necesarios para hacer frente a una campaña de vacunación importante».

Zupiria ha señalado que, en esta pandemia, el Gobierno vasco ha actuado con una actitud «de mucha prudencia, humildad y autocrítica», se ha ido «adaptando a cada situación».


Comparte/Partekatu

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *