Ingresa en prisión por incumplir en repetidas ocasiones las normas de confinamiento en Errenteria

Comparte/Partekatu

Un varón de 23 años de edad ha ingresado a mediodía de hoy en prisión después de que, en la mañana de ayer, fuera detenido por la Ertzaintza en Errenteria por un delito de desobediencia, por incumplir las normas de confinamiento vigentes desde el pasado día 14 de marzo.

Tras ser puesto a disposición judicial en la mañana de este jueves, el juez decretaba su ingreso en prisión por el reiterado incumplimiento de las mencionadas normas, ya que ha sido sorprendido un total de trece veces, incluida la de hoy que ha motivado su detención, desde el pasado día 18 de marzo, tanto por parte de la Ertzaintza como de la Policía Local de Errenteria.

Sobre las ocho y cuarto de la mañana de ayer, una patrulla de la Ertzaintza, que realizaba labores de protección ciudadana por la localidad de Errentería, localizaba en la calle Navarra de esta localidad a un varón que, preguntado por la razón de su presencia en la calle, contraviniendo las normas de confinamiento del vigente Estado de Alarma, no acertaba a dar un motivo convincente. Ante esta respuesta, los agentes le conminaban a que se dirigiera a su domicilio so pena de ser detenido por un delito de desobediencia.

Más tarde, pasadas las diez y veinte de la mañana, otra patrulla de la Ertzaintza era requerida para personarse en un comercio de la calle Donostia de la misma localidad, ya que un individuo había pedido un producto a la dependienta y, tras recibirlo, había salido corriendo del local sin abonarlo. Tras hablar con la responsable de la tienda, que les facilitaba una descripción del sospechoso, los agentes determinaban que podía tratarse del mismo individuo que había sido apercibido previamente, por lo que realizaban un recorrido por la localidad intentando localizarlo.

Así, pasadas las diez y media lo localizaban en la Avenida Galtzaraborda, identificándolo como un varón de 23 años de edad. En su poder, los agentes encontraban el producto sustraído en el comercio, de manera que procedían a su detención bajo la acusación de un delito de desobediencia, por el incumplimiento de las normas de confinamiento propias del Estado de Alarma, y le imputaban un delito de hurto.

Puesto en la mañana de hoy a disposición judicial, el juez decretaba su inmediato ingreso en prisión por el reiterado incumplimiento de las normas de confinamiento establecidas en el Real Decreto por el que se establece el Estado de Alarma, ya que el sospechoso había sido sorprendido en un total de 13 ocasiones, desde el pasado 18 de marzo, contraviniendo las citadas normas, tanto por la Ertzaintza como por la Policía Local de Errenteria.


Comparte/Partekatu

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *