Comparte/Partekatu

Su gracia puede costarle entre tres y un año de cárcel

No había víbora ni nada que se pareciese en Hondarribia. Todo era una broma pesada de una mujer que decidió lanzar el bulo. Una broma que hizo que se desplegara un amplio dispositivo policial para localizar cuanto antes al reptil ya que se le considera venenoso.

Hay que recordar que ayer la zona de las marismas de Amute, lugar donde se dijo que se hallaba la serpiente, se cerró al público para evitar accidentes y se organizó una amplio dispositivo de agentes de seguridad y expertos para dar caza al animal. Una búsqueda que no lograba su objetivo y que acabó con la confesión de la mujer.

Una gracia que puede resultarle muy cara, porque se le ha imputado un delito castigado con penas de prisión de entre 3 y un año de cárcel.


Comparte/Partekatu

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *