Guipuzkoa arranca “con actitud abierta” la ronda de reuniones para negociar los presupuestos de 2020

Comparte/Partekatu

El Gobierno foral afronta los encuentros con la oposición con disposición a alcanzar acuerdos, siempre y cuando se respete el fundamento del proyecto

La Diputación Foral de Gipuzkoa se reunió ayer con delegaciones de los grupos junteros de EH Bildu, Elkarrekin Gipuzkoa y Partido Popular para negociar y recoger aportaciones en torno al proyecto de Presupuestos Generales para 2020. De este modo, la institución foral arranca la ronda de reuniones con las formaciones con representación en las Juntas Generales de Gipuzkoa, que culminará durante los próximos días con los encuentros que mantendrá con representantes de los grupos de EAJ-PNV y PSE-EE. La Diputación afronta estas reuniones con actitud abierta y con plena disposición para dialogar y alcanzar acuerdos, siempre y cuando se respete el fundamento del proyecto presupuestario presentado. 

En las negociaciones están participando, por parte de la institución foral, el propio diputado general, Markel Olano; el diputado de Hacienda y Finanzas, Jabier Larrañaga; y el diputado de Cultura, Cooperación, Juventud y Deportes, Denis Itxaso. Los grupos junteros, por su parte, están representados por sus portavoces. El proyecto de presupuestos generales fue aprobado a finales de octubre por el Consejo de Gobierno de la Diputación y, en estos momentos, se encuentra en fase de debate en las Juntas Generales. Mañana tendrá lugar el Pleno sobre las enmiendas a la totalidad presentadas por los grupos junteros de EH Bildu y Elkarrekin Gipuzkoa, mientras que el próximo 20 de diciembre tendrá lugar la sesión plenaria donde se llevará a cabo la votación definitiva. 

El proyecto de presupuestos presentado por la Diputación Foral de Gipuzkoa para 2020 prevé un gasto de 915,2 millones de euros, lo que supone un aumento de 39,7 millones (+4,53%) respecto al de 2019. La propuesta pone el foco en tres ejes principales: responder a las necesidades sociales, donde destaca una inversión de más de 400 millones de euros en política social; las apuestas en sectores económicos de futuro, con 22 millones de euros destinados a las iniciativas de Etorkizuna Eraikiz; y la apuesta por seguir reduciendo deuda, que en 2020 volverá a bajar en otros 45 millones de euros. “Se trata de un presupuesto muy potente, inversor y social, reflejo de nuestra gestión política, y nuestra principal herramienta para construir esa Gipuzkoa con los menores niveles de desigualdad sociales, de género y lingüísticas posibles”, han defendido los representantes de la Diputación. 


Comparte/Partekatu

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *