Gobierno Vasco y Diputación Foral colaborarán en la revisión de los Planes Territoriales Parciales de Rioja Alavesa y Álava Central

Comparte/Partekatu

Los PTPs son instrumentos de planeamiento que sirven para la ordenación del territorio, concretando las condiciones necesarias para los planes urbanísticos, según criterios geográficos, económicos y sociales

La actualización del PTP de Rioja Alavesa atenderá las nuevas necesidades del sector vitivinícola y facilitará la implantación de bodegas que mantengan la singularidad y características tradicionales de la zona

El PTP de Alava Central conjugará el peso de la Llanada como gran eje de transformación económica y comunicaciones, con la singularidad rural y los valores ambientales de la Montaña y  los Valles Alaveses

El Gobierno Vasco y la Diputación Foral de Álava han firmado un convenio de cooperación para la revisión de los Planes Territoriales Parciales (PTPs) de Rioja Alavesa y Álava Central. Ambas instituciones se han comprometido a invertir 600.000 euros (financiados a partes a iguales) para actualizar estos planes.

Los PTPs son los instrumentos de planeamiento necesarios para la ordenación del territorio en los ámbitos que superan los límites municipales. Permiten, por lo tanto, concretar las condiciones necesarias para los planes generales urbanísticos municipales, según criterios geográficos, económicos y sociales.

Según el convenio, será la Diputación Foral de Álava la encargada de contratar y revisar los trabajos de redacción del Plan Territorial Parcial de Rioja Alavesa, mientras que el Gobierno Vasco se encargará del Plan Territorial Parcial de Álava Central. Asimismo, el convenio recoge el compromiso de aportar la financiación de ambos documentos al 50%.

Concretamente, el PTP de Rioja Alavesa fue aprobado en 2004, aunque posteriormente, en el año 2010, fue modificado para actualizar la regulación de las construcciones agrícolas y bodegas.   “En la actualización y revisión que llevará a cabo la Diputación Foral de Álava tendremos en cuenta los nuevos retos y necesidades de la última década”, ha explicado el diputado foral de Medio Ambiente y Urbanismo, Josean Galera.

Así, el PTP incorporará criterios para la implantación de bodegas en suelo no urbanizable, y también para la mejora de las bodegas ya existentes. Se tendrá en cuenta la necesidad de usos complementarios, para regular la actividad y las construcciones con el objetivo de integrar la producción, el paisaje y la ocupación del suelo. Todo ello manteniendo la singularidad y características tradicionales de la comarca.

Además, se incorporarán las condiciones de conservación del paisaje en la ordenación territorial. Con el mismo objetivo, se plasmarán las condiciones necesarias para abordar el cambio climático y minimizar los principales impactos en el medio natural, la salud, el sector agrario o los riesgos de inundaciones, entre otros.

Finalmente, el PTP de Rioja Alavesa revisará las infraestructuras y equipamientos públicos y analizará la movilidad del territorio para implantar estrategias equilibradas. Además, el plan se adaptará a las nuevas Directrices de Ordenación del Territorio para adecuarse a la nueva cuantificación residencial, que reduce el número de viviendas residenciales en una apuesta por la rehabilitación de las viviendas antiguas y en contra de la excesiva artificialización del suelo.

PTP de Álava Central, una apuesta por la sostenibilidad

Por su parte, el Gobierno Vasco será el encargado de actualizar el PTP de Álava Central, aprobado también en 2004. Se trata de una gran área funcional de 32 municipios (entre los que se encuentra Vitoria-Gasteiz), que alberga la Llanada y las comarcas de los Valles Alaveses y la Montaña Alavesa.

El reto de este PTP, al igual que el de Rioja Alavesa, es adecuarse a la nueva realidad emanada de las Directrices de Ordenación del Territorio y a las necesidades derivadas de una ambiciosa apuesta por la sostenibilidad.

Y, según ha señalado el consejero de Medio Ambiente, Planificación Territorial y Vivienda, Iñaki Arriola, “conjugar el peso de la Llanada como gran eje de transformación económica y comunicaciones, con la singularidad rural y los valores ambientales que albergan las poblaciones de La Montaña y de los Valles Alaveses”.  

Así, entre otras cuestiones, trabajará por garantizar la conectividad ecológica entre los espacios naturales que rodean la Llanada con los de su interior (Salburua, robledales-isla, cauces fluviales, etc.), considerando el Anillo Verde de la ciudad de Vitoria-Gasteiz y sus prolongaciones piezas esenciales para afianzar esa conexión de los ecosistemas.

Apostará por concentrar la edificación allí donde ya existe, evitando en lo posible una mayor urbanización de suelo, lo que implica llevar a cabo actuaciones de densificación residencial y de recuperación de suelos industriales para las necesidades de futuro. También propiciará estrategias correctoras de los desequilibrios territoriales entre el núcleo urbano central y las zonas rurales dispersas del área funcional, para frenar el despoblamiento y envejecimiento de éstas mediante políticas de desarrollo rural integral y revisará las infraestructuras existentes con el objeto de reforzar la integración a través del transporte público de la Montaña y los Valles Alaveses con la ciudad.


Comparte/Partekatu

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *