Comparte/Partekatu

El Consejo de Gobierno de la Diputación Foral de Gipuzkoa ha aprobado hoy a las directrices económicas y técnicas previas para la conformación de su presupuesto de 2020, lo que supone el pistoletazo de salida del proceso presupuestario

La portavoz foral, Eider Mendoza, ha explicado que la previsión es tener unos presupuestos “de continuidad”, que consoliden los avances logrados en los últimos años y mantengan al territorio en la senda del crecimiento. Sin entrar todavía en cifras, ha avanzado que la mayoría de departamentos mantendrán las dotaciones de este año a excepción de las políticas sociales, que crecerá “en el marco del esfuerzo que estamos realizando para fortalecer nuestro sistema de protección social”. 

Mendoza ha estrenado heste martes el cargo de portavoz foral en la primera rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno de la legislatura 2019-2023, cita semanal en la que en los próximos cuatro años dará cuenta de las decisiones adoptadas por el Ejecutivo foral. En su intervención, la portavoz foral ha explicado que la aprobación de las directrices técnicas y económicas para la creación del proyecto presupuestario del próximo ejercicio ha sido la principal medida aprobada en la reunión de hoy.

Mendoza ha recordado que la Diputación trabaja desde hace dos años con un modelo de presupuestos orientados a resultados, para que las cuentas forales “dejen de ser un mero asignador de créditos y pasen a ser un reflejo más fiel de nuestra gestión política”. De ahí que se adelante a antes del verano el proceso de elaboración de los presupuestos. 

Lo aprobado este martes por el Consejo de Gobierno incluye tres decisiones de calado: las directrices económicas previas para los presupuestos, las instrucciones técnicas y el calendario presupuestario.

“Con las directrices económicas y técnicas, los departamentos deberán de empezar a conformar sus previsiones de gasto para el año que viene y presentarlas al Consejo de Gobierno a finales de este mes”, ha detallado. En principio, no se prevén crecimientos en las dotaciones de los departamentos forales a excepción de las políticas sociales, cumpliendo siempre a la Regla de Gasto.

Asimismo, la Diputación cumplirá también con los compromisos de gasto adquiridos en años previos, en ámbitos como los proyectos estratégicos o las infraestructuras viarias. De este modo, el próximo hito en el proceso presupuestario llegará a finales de julio, cuando se presenten al Consejo de Gobierno las propuestas presentadas por los departamentos y las entidades forales.

En septiembre, se presentará al Consejo de Gobierno el escenario económico y, en el mismo encuentro, se aprobarán las directrices económicas definitivas. Luego, a finales de octubre, el proyecto presupuestario pasará primero por el Consejo de Gobierno y, acto seguido, será presentado en las Juntas Generales. Por último, entre noviembre y diciembre, se debatirá y, finalmente, se votará la propuesta en la Cámara foral. 

“Tal y como dijo el diputado general en el pleno de investidura, como Diputación, los objetivos estratégicos que perseguimos como institución son el fomentar el empleo de calidad y la economía competitiva del futuro; fortalecer el sistema de protección social y la justicia social; y avanzar en la transformación de la Diputación Foral de Gipuzkoa”, ha recordado Eider Mendoza. En este sentido, ha explicado que los próximos presupuestos forales “son una herramienta más para alcanzar estas metas”.  

Bolsa de trabajo para Renta

Asimismo, la portavoz foral también ha informado de que el Boletín Oficial de Gipuzkoa de ayer publicó la convocatoria anual de la bolsa de trabajo de personal técnico medio para la campaña de la Renta, con el objetivo de reforzar el departamento de Hacienda y Finanzas en tareas técnicas, atención al público, o aclarando dudas, entre otras funciones.

“Este año, una de las principales novedades es la de la fecha de la convocatoria, ya que la hemos adelantado: normalmente se suele hacer en otoño, pero ahora la adelantamos a julio, para dar más tiempo a las personas interesadas y buscando atraer a más gente”, ha explicado Mendoza, aclarando que las solicitudes podrán presentarse en un plazo de 15 días hábiles a partir del día de hoy. Los y las aspirantes que quieran acceder a la bolsa de trabajo deberán superar una prueba de conocimiento y acreditar el Perfil Lingüístico 3 del euskera.

Este año, al igual que el anterior, se ofertan 86 plazas: en torno a 10 se nombrarán para 6 meses, de enero a junio, y trabajarán tanto en las campañas de lucha contra el fraude del IVA como en la campaña de la Renta; aproximadamente 30 se nombrarán por 6 meses, de abril a septiembre, y realizarán la campaña de renta y resolverán las incidencias derivadas de la misma; y 46 se nombrarán por 3 meses, de abril a junio, y realizarán la campaña de renta.

Toda la información referida a la convocatoria se encuentra en el Boletín Oficial de Gipuzkoa de ayer.

 En relación a las campañas de lucha contra el fraude en el IVA, se mantiene la campaña mecanizada del IVA y se inician nuevas líneas de comprobación del IVA declarado. Mendoza ha recordado que la campaña de IVA mecanizada es un servicio pionero que se puso por primera en vez el último año, y que por tanto en la próxima campaña se consolida.

El o la contribuyente deberá presentar su liquidación del IVA y, luego, si le sale a devolver y está en el régimen simplificado del IVA, podrá ir a las oficinas de Hacienda a materializar la devolución. “De este modo, se agiliza notablemente el proceso, mejorando la eficiencia de Hacienda y en favor del contribuyente”, ha explicado la portavoz foral.

Además, según ha añadido, se trata de un servicio dirigido a personas contribuyentes que tributan en la modalidad simplificada (primer sector, pequeños comerciantes, hostelería…).


Comparte/Partekatu

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *