Gipuzkoa destinará 2 millones de euros a los municipios para que apoyen las inversiones realizadas en los establecimientos a raíz del Covid-19

Comparte/Partekatu

El Consejo de Gobierno de la Diputación Foral de Gipuzkoa aprobó ayer, martes, las bases reguladoras para la concesión de las subvenciones del programa para la reactivación económica local en los sectores del comercio y hostelería, dotado con 2 millones de euros. Según ha explicado el diputado de Promoción Económica, Turismo y Medio Rural Imanol Lasa, acompañado por el director de Promoción Económica Iker Estensoro, esta nueva convocatoria forma parte del Plan para la Recuperación Económica y Social de Gipuzkoa, puesto en marcha recientemente, y nace con el objetivo de atender a las necesidades concretas de un sector económico “clave” en el empleo y el bienestar del territorio, y que está siendo “duramente castigado” por la crisis del Covid-19

Serán los ayuntamientos de Gipuzkoa con una población superior a 1.500 habitantes los que reciban, previa solicitud, estas subvenciones. La cantidad a percibir se ha determinado utilizando como baremos la población, número de establecimientos comerciales minoristas y hosteleros y densidad comercial y hostelera, partiendo de un mínimo de 6.000 euros y un máximo de 350.000 –ver tabla anexa-. Corresponderá a los ayuntamientos elaborar los pliegos correspondientes para la adjudicación de las subvenciones. “Con esta convocatoria desde la Diputación establecemos el marco general de las ayudas y una serie de requisitos a cumplir por parte de los consistorios, en los procesos que lleven a cabo para su concesión”, ha explicado Imanol Lasa.

Así, tal y como ha detallado Imanol Lasa, se subvencionaran aquellas actuaciones orientadas a apoyar la reactivación de la actividad económica de los autónomas y autónomos y pymes de los sectores del comercio minorista y hostelería, y minimizar el impacto del Covid-19. En concreto, se financiarán las siguientes inversiones y equipamiento, y los estudios necesarios para llevar a cabo esas inversiones, dirigidas a preparar la actividad económica para hacer frente a la pandemia: adaptación de los locales y formas de trabajo;  inversiones y equipamiento para la adecuación de los locales comerciales u hosteleros para el cumplimiento de los criterios/protocolos de seguridad y sanitarios;   inversiones y equipamiento para la adecuación de las formas de trabajo para las nuevas relaciones con la clientela y las entidades proveedoras. Las subvenciones serán del 100% de los costes elegibles.

Estas actuaciones se deberán realizar en el período comprendido entre el 14 de marzo y el 31 de diciembre del año 2020. Cada ayuntamiento podrá presentar una única solicitud. La información de la convocatoria y los impresos de solicitud estarán disponibles en la página web del Departamento de Promoción Económica, Turismo y Medio Rural (https://www.gipuzkoa.eus/es/web/ekonomia/inicio). La instancia de solicitud y la documentación que se adjunte podrán presentarse a través de la página web http://sustapena.gipuzkoa.eus/kudeaketa, o a través del registro electrónico de la Diputación Foral de Gipuzkoa ( https://www.gfaegoitza.eus ).

La Diputación ha tenido en cuenta, a la hora de poner en marcha este nuevo programa, las acciones que se están realizando desde distintos niveles institucionales para impulsar el pequeño comercio y la hostelería, y las peticiones recibidas desde el sector, buscando la “complementariedad”, “el máximo aprovechamiento de los recursos” y la “respuesta eficaz” a las necesidades existentes. “Por ejemplo, son muchos los ayuntamientos que están haciendo un esfuerzo para impulsar bonos de consumo. También se han realizado actuaciones para facilitar la liquidez. Tras escuchar el sector, vimos que desde la Diputación podíamos completar ese apoyo ayudando a financiar las inversiones realizadas por comerciantes y hosteleros para compaginar el mantenimiento la actividad, con el cumplimiento de los protocolos sanitarios”, ha indicado Lasa.

En ese sentido, la convocatoria quiere apoyar el esfuerzo de adaptación de aquellos establecimientos que han tenido que “organizarse de manera diferente, repensar el propio modelo de negocio apostando por el modelo de ‘delivery’ o ‘take away’, llevar a cabo inversiones en barras, cocinas, terrazas, o colocar paneles en el saso de las tiendas… hay una casuística muy amplia”. En cuando a la decisión de tramitar las ayudas a través de los ayuntamientos, se fundamenta en el objetivo de llegar “al conjunto del territorio de forma equilibrada, aprovechando a su vez su cercanía, su conocimiento de la realidad a pie de calle, y su capacidad para traccionar las capacidades de desarrollo socio-económico de sus municipios”.

Afección del Covid-19

Los responsables forales han recalcado la importancia y el peso del comercio minorista y la hostelería en la economía de Gipuzkoa, ya que aportan más del 16% del PIB ymás de 40.000 empleos, y tienen una gran capacidad de dinamizar otros sectores como el transporte o las reformas. Además, han recordado que, junto al turismo, son las actividades más castigadas por el parón en la actividad, con la excepción de establecimientos considerados esenciales, tales como los de alimentación. Esta afección resulta evidente si se atiende a los ERTEs registrados en Gipuzkoa. Según los datos recogidos hasta el 22 de mayo, la hostelería y el comercio son, con gran diferencia, las actividades que aglutinan el mayor porcentaje de expedientes en el territorio, el 27,1% y el 25% del total de 9.371. Casi el 40 % de los trabajadores y trabajadoras afectadas pertenecen a estos sectores.

          En el caso del comercio, y según una encuesta realizada recientemente por la Federación Mercantil de Gipuzkoa, un 84,2% de los establecimientos ha comenzado la nueva etapa de la desescalada “con dificultades”. Un 36% estima que las pérdidas en su facturación anual oscilarán entre el 26% y el 50%, y el 22,3% entre el 51-75%.  Además, la mitad de las personas propietarias encuestadas ha tenido que solicitar algún tipo de financiación para hacer frente a la falta de ingresos, siendo los préstamos ICO la opción más solicitada (49,5%), seguido del préstamo Elkargi (25,3%).

          Lasa ha subrayado que la crisis del Covid-19 ha incidido de una forma directa en “la supervivencia económica y del empleo” de estas actividades, recordando que, en el caso del comercio, “ya venía afrontando importantes retos de competitividad, como la necesidad de  integrar la innovación para adaptarse a los nuevos hábitos de consumo; la llegada a la demanda desde la omnicanalidad, con la incorporación de las nuevas tecnologías de información y comunicación; o el desarrollo de sinergias intersectoriales. En definitiva, el sector estaba inmerso en la lucha por ofrecer servicios desde la singularidad y la diferenciación, ante una competencia definida por el tamaño y la globalización”.

          En ese sentido, ha valorado “muy positivamente” el esfuerzo que están realizando estos sectores para “adaptarse aun escenario muy complejo y cumplir con todos los protócolos sanitarios garantizando la salud. Las instituciones estamos para ayudar, especialmente a los más pequeños, y se están tomando medidas de alcance, pero la viabilidad de nuestro pequeño comercio y la hostería depende en gran medida de nuestras decisiones diarias. Hay que responder a ese esfuerzo que están realizando para salir adelante desde la confianza, el compromiso y el consumo de lo local. No olvidemos que estos sectores no solo generan empleo, sino que dan vida a nuestras calles, dinamizan la actividad, y están muy ligados a nuestra forma de vida y de socializar”. Por último, ha instado a los y las profesionales de estas actividades a “seguir profundizando en el buen hacer que caracteriza nuestro comercio y la hostelería, ya que el futuro pasa, en todo caso, por la profesionalidad, la excelencia, la diferenciación y la cercanía”.


Comparte/Partekatu

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *