Euskadi Capital

Generando conciencia para fomentar la prevención a través del Día Europeo de la Salud Prostática

Comparte/Partekatu

La prevención es clave para tomar medidas oportunas ante la aparición de un tumor que no presenta síntomas en sus etapas iniciales, como el cáncer de próstata, ya que, si se diagnostica a tiempo, tiene una alta probabilidad de curación y un pronóstico muy favorable.

A pesar de que los hombres tienen una esperanza de vida menor que las mujeres y padecen más enfermedades que ellas, acuden menos al médico.

Madrid, 15 de septiembre de 2023. La próstata es responsable de dos de las enfermedades que más afectan a los hombres: la hiperplasia benigna de próstata, comúnmente conocida como agrandamiento prostático, y el cáncer de próstata, el tumor más frecuente en el hombre. En el marco del Día Europeo de la Salud Prostática, que se celebra hoy, 15 de septiembre, ROC Clinic destaca la importancia de realizar revisiones urológicas de manera periódica, especialmente, en hombres a partir de los 45 años, para detectar cualquier clase de anomalía y poder tratarla a tiempo. 

El cáncer de próstata es el cáncer más frecuente en los hombres. En España, se diagnostican más de 30.000 nuevos casos el año, lo que ocasiona alrededor de 6.000 muertes. En este sentido, la prevención es clave para tomar medidas oportunas ante la aparición de un tumor que no presenta síntomas en sus etapas iniciales, ya que, si se diagnostica a tiempo, tiene una alta probabilidad de curación y un pronóstico muy favorable. “Cada vez contamos con más tratamientos que permiten controlar la enfermedad a largo plazo, mejorando la calidad de vida del paciente», afirma el Dr. Javier Romero-Otero, director médico de ROC Clinic y director del Departamento de Urología de HM Hospitales en Madrid.

El Día de la Salud Prostática nace con el propósito claro de concienciar a los hombres en la importancia de realizarse revisiones prostáticas que puedan evitar el desarrollo de un cáncer avanzado. “Es llamativo que, pese a que el hombre tiene menor esperanza de vida que la mujer y padece más enfermedades que ella, visite mucho menos al médico. Hasta los 15 años, acudimos con la misma frecuencia al médico, seguramente porque la responsabilidad recae sobre los progenitores. Sin embargo, pasada esa edad, mientras que la mujer ha asimilado la necesidad de controlar su salud y adopta el hábito de visitar al ginecólogo, el hombre no toma la misma conciencia sobre su salud”, destaca el Dr. Romero-Otero.

Tipos de patologías prostáticas

Con la edad, la próstata sufre diferentes cambios que pueden ir asociados o no a problemas de salud en el hombre. Entre los más frecuentes están el aumento de tamaño, que se infecte o que sufra un proceso tumoral. Así, los tres trastornos principales son: 

Prostatitis: es la inflamación de la próstata y puede ser causada por infecciones bacterianas o no bacterianas. Esta patología puede afectar a hombres de cualquier edad, aunque es más común en jóvenes y de mediana edad. Los síntomas incluyen dolor en la zona pélvica, dificultad para orinar, necesidad frecuente de ir al baño y malestar general. 

Hiperplasia Prostática Benigna (HPB): se caracteriza por el crecimiento no canceroso de la glándula prostática y suele ser una condición muy común en varones mayores de 45 años, afectando el 40 % de ellos. Esta patología tiene como consecuencia la obstrucción del flujo de la orina y presenta síntomas como debilidad en el flujo de la orina, dificultad para orinar, urgencia urinaria o necesidad de orinar de manera más frecuente de lo habitual y sensación de no vaciar completamente la vejiga.

Cáncer de próstata: es el tumor más frecuente en hombres y la tercera causa de mortalidad por cáncer en varones, solo por detrás del de pulmón y el colorrectal, según datos de la Asociación Española Contra el Cáncer.

Detección y tratamiento de la patología prostática

La detección precoz, especialmente en el cáncer de próstata, es clave para poder tomar las medidas oportunas e iniciar el tratamiento más adecuado con el objetivo de curar la enfermedad, aliviando la sintomatología y mejorando, por tanto, la calidad de vida de los pacientes. “En la actualidad, afortunadamente, existen avances que permiten detectar áreas sospechosas de cáncer que hasta ahora era imposible ver, como la resonancia nuclear magnética multiparamétrica de próstata y la biopsia prostática por fusión de imágenes, con la que se consigue tomar muestras dirigidas a esas zonas de sospecha de tumor, siendo una prueba diagnóstica mucho más precisa”, explica el Dr. Juan Justo Quintas, subdirector médico de ROC Clinic y experto en cáncer de próstata.

Gracias a la precisión de estas pruebas diagnósticas, los especialistas pueden diseñar un tratamiento personalizado para cada paciente con cáncer de próstata, desde la vigilancia activa para tumores con buen pronóstico y no agresivos, pasando por la terapia focal que actúa únicamente sobre el foco tumoral en aquellos tumores con buen pronóstico que pueden tratarse localmente, hasta la cirugía mínimamente invasiva como la prostatectomía radical robótica en tumores con mayor agresividad.

Para tratar le hiperplasia benigna de próstata existen diferentes opciones terapéuticas que permiten aliviar la obstrucción. En este sentido, en casos de sintomatología leve o moderada se puede optar por un tratamiento médico o farmacológico. Sin embargo, para pacientes en los que el aumento del volumen de la próstata provoque síntomas importantes e, incluso, complicaciones, es recomendable optar por un tratamiento quirúrgico. “Los urólogos tenemos la obligación de diseñar un tratamiento individualizado para cada paciente, ofreciéndole la mejor solución según su enfermedad, pero también teniendo en cuenta su edad y estilo de vida”, indica el Dr. Romero-Otero. Es por ello que, en ROC Clinic, cuentan con toda la tecnología disponible en el mercado, desde el sistema robótico AquaBeam, que preserva la eyaculación en un 90 % de los casos, hasta la cirugía de mínima invasión con láser, siendo el procedimiento quirúrgico más efectivo para cualquier tamaño prostático.

El tratamiento de la prostatitis crónica o dolor pélvico crónico del varón debe hacerse de forma individualizada y supervisada por un especialista en esta enfermedad. Habitualmente, no existe una terapia única eficaz y el tratamiento debe ser multimodal, probando distintas opciones terapéuticas para dar con la más adecuada en cada caso.

Tomar conciencia sobre la salud prostática

Es importante resaltar que, si bien los síntomas de estas tres patologías prostáticas son los más comunes, cada individuo puede experimentar sintomatología y problemas específicos. Tal y como señala el Dr. Justo, ”para mantener una buena salud prostática es fundamental tomar conciencia sobre ella y dejar a un lado los estigmas asociados a las visitas del varón al urólogo”.

Por ello, consultar con el especialista para realizarse los chequeos de próstata periódicos, especialmente si se tiene más de 45 años o antecedentes familiares con cáncer de próstata, y fomentar el cuidado de la salud en general, llevando un estilo de vida saludable, en el que se mantenga una alimentación equilibrada, rica en frutas, verduras y alimentos bajos en grasas saturadas para evitar la obesidad y el sobrepeso, son acciones esenciales para generar confianza en la población masculina y prevenir los problemas prostáticos.

ROC Clinic

ROC Clinic es la clínica médico-quirúrgica de Urología avanzada referente en España, firmemente comprometida con ofrecer a los pacientes tratamientos personalizados gracias a un excelente equipo médico superespecializado y a la tecnología más avanzada.

Roc Clinic desarrolla su actividad bajo la filosofía de la excelencia y la superespecialización, que aplica a su equipo humano y técnico, así como a su metodología de trabajo e instalaciones. Para ello, cuenta con uno de los mayores equipos urológicos de España, formado por médicos de distintas subespecialidades de la Urología al servicio del paciente.

Focalizados en cada subespecialidad urológica, cuenta con seis unidades dedicadas a la patología urológica: Cáncer de próstata, Uro-Oncología (cáncer de próstata, renal, vesical, testicular y de pene), Hiperplasia benigna de próstata, Andrología y Cirugía Reconstructiva (disfunción eréctil, la enfermedad de Peyronie, la eyaculación precoz, la subfertilidad, la incontinencia urinaria y la estenosis de uretra), patología litiásica y Urología Funcional-Femenina.


Comparte/Partekatu

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *