Garamendi advierte de que el Estado español «no está cumpliendo lo pactado con la sociedad vasca» en materia de transferencias

Comparte/Partekatu

La Consejera de Gobernanza Pública y Autogobierno denuncia que en 2022 no ha habido avances en cuanto a los traspasos pendientes y alerta de la falta de voluntad del Gobierno español

Recuerda que sobre el traspaso de trenes de cercanías sigue sin progresos a pesar de las promesas del Ministerio de Política Territorial de que se cerraría primero en 2021 y luego en 2022

Garamendi avisa de que los próximos procesos electorales no frenarán su trabajo para avanzar en el proceso transferencial para “traer a Euskadi las materias que le pertenecen”

La Consejera de Gobernanza Pública y Autogobierno del Gobierno Vasco ha denunciado hoy la actitud del Ejecutivo español sobre las transferencias pendientes y ha advertido de que la veintena de materias pendientes de transferir están recogidas en el Estatuto de Gernika. Olatz Garamendi ha mostrado su enfado porque el pasado año se ha cerrado en falso y sin avances en el proceso transferencial y ha reprobado la “falta de voluntad” del Gobierno de Pedro Sánchez, al tiempo que le ha advertido de que “no está cumpliendo lo pactado con la sociedad vasca” en esta materia.

En una entrevista al programa Faktoria de Euskadi Irratia, Garamendi ha subrayado que en 2022 no se han producido avances en las transferencias, ya que al margen del Ingreso Mínimo Vital (transferencia que se realizó con un retraso considerable respecto a la fecha establecida), en todo el año pasado no se materializó una sola transferencia. Ante esta situación, la Consejera ha avisado al Ministerio que su Departamento y el Gobierno Vasco van a mantener la “exigencia” para que se cierren las transferencias pendientes. Más de veinte transferencias recogidas en el Estatuto de Gernika y en el propio calendario de trabajo aprobado por el Gobierno español, cuyas fechas ya han expirado, esperan a que se cumpla el mandato estatutario. Una vez transferidas, el Gobierno Vasco podrá ejecutar y gestionar sus políticas públicas de las diferentes materias, que mientras tanto el Estado las ejerce como suyas.

Sobre la transferencia de trenes de cercanías, Garamendi ha señalado que es la negociación que más adelantada iba, pero ha precisado que desde hace semanas no tiene noticias ni hay avances. Ha recordado que también en esta materia se están produciendo retrasos injustificados y no se está cumpliendo lo apalabrado. Así, ha recordado que la ministra de Política Territorial señaló en septiembre de 2021 que para final de ese año la transferencia estaría cerrada; posteriormente, en julio de 2022, aseguró que en octubre de ese año se cerraría la transferencia. “Estamos ya en 2023 y seguimos donde estábamos, sin transferencia”, ha apostillado.

Garamendi ha precisado que en esta materia de trenes se han puesto sobre la mesa los servicios de cercanías y también las infraestructuras, que son la base para poder mejorar los servicios, ya que son las que proveen las capacidades técnicas para ampliar o intensificar los servicios ferroviarios. Durante la entrevista a Euskadi Irratia, también ha recordado que en la última reunión técnica entre ambos gobiernos plantearon un sistema de financiación basado en el sistema del Concierto Económico y el Cupo. Este planteamiento, habitual en todas las transferencias, no fue aceptado por el Gobierno español y el Gobierno Vasco le exigió reconsiderar esta cuestión. Las partes se dieron un plazo para estudiar la documentación completa para en una nueva reunión acercar posiciones. Garamendi sigue a la espera de una respuesta.

Sobre la transferencia de inmigración, Garamendi ha señalado que tampoco en esta materia ha habido avances, si bien ha recordado que, a instancias del lehendakari, ha mantenido conversaciones con la ministra de Política Territorial, así como con el ministro Escrivá para tratar de reactivar la negociación. “En este momento, no tengo en agenda una nueva cita pero espero tenerla más adelante”, ha precisado. La de inmigración es una de las seis propuestas elaboradas por el Departamento de Gobernanza Pública y Autogobierno y enviadas al Ministerio de Política Territorial, ante la inacción prolongada a la hora de remitir al Gobierno Vasco propuestas de transferencias. Las otras cinco son Meteorología, Salvamento Marítimo, Fondo de Protección a la Cinematografía, Gestión del litoral y el Centro de Verificación de la Maquinaria, con sede en Barakaldo.

Preguntada sobre cómo pueden interferir los procesos electorales de este año en la negociación de las transferencias, la Consejera ha afirmado que el Gobierno Vasco “tiene su propia hoja de ruta y nada nos va a detener a la hora de lograr las transferencias, no podemos seguir esperando a recibir lo que es nuestro”.

«Judicialización del euskera»

Por otra parte, en la entrevista, la Consejera de Gobernanza Garamendi ha denunciado la «judicialización que está experimentando el euskara en los últimos meses» en relación a los requisitos lingüísticos en la Administración pública. Como botón de muestra de esta judicialización, ha recordado que actualmente la Ley de Instituciones Locales de Euskadi (LILE) está siendo analizada por el Tribunal Constitucional (TC) por una cuestión de inconstitucionalidad, en concreto en su artículo 6.

Garamendi se ha referido así sobre la sentencia del Tribunal Superior de Justicia del País Vaco (TSJPV) que rechaza la exigencia de perfiles de euskara en los servicios públicos subcontratados por el Ayuntamiento de Barakaldo (Bizkaia). La Consejera ha defendido que se debe «garantizar la atención de los ciudadanos en ambos idiomas», castellano y euskara. «La administración debe velar por que los ciudadanos tengan las mismas oportunidades en cualquiera de los dos idiomas», ha insistido. En todo caso, ha expresado su preocupación por el hecho de que en los últimos tiempos con el euskera “se esté litigando en exceso”.


Comparte/Partekatu

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *